¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

La Navidad

8 Minutos y 15 Personajes. Una periodista entrevista a varios personajes sobre lo que significa la Navidad para ellos.


LA NAVIDAD


PERSONAJES

NARRADOR
PERIODISTA
MÉDICO
ENFERMERA
ENFERMO
VENDEDOR
PANADERO
CARTERO
ANCIANA
BOMBERO
SRA. RICA
NIÑA POBRE
SRA. POBRE
VOLUNTARIA
NIÑO


NARRADOR. Se aproxima un día muy especial para todo el mundo. Todos se preparan para vivirlo lo más especialmente posible. Ya imagináis a qué día me refiero, ¿verdad? El 24 de Diciembre se acerca para la ciudad de Tebas, todo se vuelve más alegre y para ello preparan las mejores comidas y sus mejores ropas; pero ¿sabéis por qué se vuelven más alegres? Porque las familias esperan con deseo el regreso de sus hijos, estos que partieron un día para buscar mejores trabajos, mejores viviendas y abandonaron su ciudad natal. Cada año regresan a ver a sus padres, sus abuelos, sus antiguos amigos... Este año aún hay algo más especial.

PERIODISTA. Hola soy Sara del “Heraldo Celestial”. Me gustaría saber cómo vas a pasar la Navidad.

MÉDICO. Me toca servicio de guardia y cada paciente que viene necesita diferentes pruebas. En estos días se acentúan mucho las urgencias ya que se hace exceso de todo, de comer y beber. Tratamos de pasarlo lo más alegre posible y damos un toque de humanidad para vivir mejor la Navidad.

PERIODISTA. Y tú, ¿cómo vas a vivir la Navidad?

ENFERMERA. Con asombro vemos que en estos días aumentan los casos de enfermedad debido a la soledad. En estos días recordamos que somos como pequeños salvadores que curamos en la medida de nuestras fuerzas a gente herida. ¡Qué maravilloso es pensar que en Navidad también podemos ayudar a los demás!

PERIODISTA. ¿Cómo te encuentras? ¿Llevas mucho aquí?

ENFERMO. Ya llevo en el hospital tres meses y los médicos no saben lo que tengo y cómo curarlo. A veces me desespero pero luego pienso que todo pasará. Las enfermeras nos han dado pequeños detalles hechos por ellas y eso te alegra. Aunque también ves personas sufrir a tu lado y eso no me hace ser feliz. Pero tengo la esperanza de poder vivir.

NARRADOR. Después de entrar al sitio más duro de toda la ciudad, donde lo único que se ve es dolor, sufrimiento y enfermedad, nuestra periodista ha decidido visitar alguna tienda o también ver a quién puede entrevistar en la calle.

PERIODISTA. Buenos días, soy Sara, periodista del Heraldo Celestial. Me gustaría que contestara a una pregunta. ¿Cómo ve la Navidad?

VENDEDOR. Para mí la Navidad es muy alegre porque vendo mucho y eso me trae felicidad. Todo se convierte en colores, luces, música y eso atrae al cliente que quiere un detalle para sorprender a alguien. Cuando se van y ves su cara de felicidad, tú también sientes felicidad por ayudarles a elegir lo mejor.

PERIODISTA. Adiós. Hola, ¡qué cargado va! ¿Así pasa usted la Navidad?

PANADERO. De un lado para otro sin parar porque aunque es Navidad todos los hogares tienen que comer pan. Y como siempre tienen visitas, familiares, pues hay que hacer el doble, pero no crea, saber que nuestro pan es necesario todos los días, incluso en Navidad, me da alegría porque nos da seguridad de que el día de mañana nuestra familia tendrá para comer. Ese día nos damos pequeños detalles unos con otros y así la alegría no falta. Bueno, me tengo que ir. Adiós.

PERIODISTA. Adiós y gracias. Mire, ahí tenemos al cartero. Ven, vamos a preguntarle. Hola. Tiene mucho trabajo, ¿verdad?

CARTERO. ¡Uf! Mucho porque ahora mandan muchas más cartas.

NARRADOR. Sara se da cuenta que en un banco sola está sentada una abuela y tiene una idea. Va a ir a hablar con ella. Verá cómo vive la Navidad y así estará un rato con ella y le hará compañía.

PERIODISTA. ¡Hola! ¿Cómo está? Me llamo Sara y me gustaría que me dijera cómo va a pasar usted la Navidad.

ANCIANA. Hola. Verá Sara, donde yo vivo ya está todo preparado, no falta de nada, regalos, comida, adornos... Nuestras cuidadoras nos quieren mucho y nos animan en estos días, pero ¿sabes? Nos falta lo esencial: nuestros hijos, nietos, amigos. Vendrán a vernos, nos traerán regalos pero se irán pero nosotros aquí nos quedaremos. Para nosotros la Navidad es dulce y a la vez triste.

NARRADOR. Sara se quedó un poco triste de ver que algunos ancianos pasaban su Navidad sin su familia. Pero de repente vio algo que le llamó la atención: una sirena se oía al fondo y un bombero pasa corriendo.

PERIODISTA. Disculpe, ¿tiene un momento? Sólo me gustaría saber cómo van a pasar la Navidad.

BOMBERO. Debemos estar siempre en guardia para ayudar en cualquier momento. Para nosotros, así es vivir la Navidad con alegría pensando que esa noche alguien nos pueda necesitar. Nos gusta nuestro trabajo, aunque a veces no podamos hacer mucho. Lo siento tengo que marcharme.

NARRADOR. Sara ve a lo lejos el barrio residencial “Los Álamos” y decide dirigirse allí para ver cómo ellos pasarán la Navidad.

PERIODISTA. Buenos días, soy Sara, periodista del Heraldo Celestial. Veo que ya han hecho muchos preparativos para Navidad ¿no es así?

SRA. RICA. Claro, todo está preparado, han traído a casa los últimos adornos navideños, la música, los regalos para todos. Nos hemos puesto nuestros mejores trajes. Una vez pasada la cena nos iremos a divertirnos, a pasarlo bien. Hay que darle un tono especial, ¿no cree?

PERIODISTA. ¿Y tú, pequeña? ¿Qué esperas de regalo esta noche?

NIÑA RICA. Espero una muñeca con su ropa y su bañera, también una casa para ella.

PERIODISTA. Gracias, ¡hasta otra!

NARRADOR. Sara piensa en que ojalá todo el mundo pudiera pasar en su Navidad así ¿verdad? Que fueran felices y disfrutaran de ese día tan especial pero todavía no ha visitado todos los lugares que se había propuesto y se va hacia el lugar más retirado, más pobre de la ciudad. Allí encontrará escenas verdaderamente navideñas y verá cuál es el sentido de su Navidad.

PERIODISTA. Hola, ¿cómo estáis? ¿Habéis preparado todo para Navidad?

SRA. POBRE. No tenemos grandes cosas para preparar tan sólo un belén y alrededor de él cantaremos. Pero ¡qué mayor alegría que estar todos juntos! Será una noche especial para ofrecérsela a Jesús. En nuestra mesa sólo habrá patatas y pan porque no tenemos más pero nos sobra todo porque somos felices.

PERIODISTA. ¿Y tú, pequeño? ¿Qué esperas de la Navidad?

NIÑO. Espero que mi amigo Pablo se ponga bueno y así podamos jugar juntos.

NARRADOR. A Sara ya no le falta nada más qué ver y visitar pero al marcharse ve venir a alguien cargado de cosas y le mata su curiosidad ya que éste es el barrio pobre y nadie tiene tanto dinero para comprar tantas cosas.

PERIODISTA. Hola, ¿cómo te llamas?

VOLUNTARIA. Hola, soy María.

PERIODISTA. María, ¿me podrías decir dónde vas tan cargada en un día como hoy?

VOLUNTARIA. Mira, voy a llevar alimentos a algunas casas que esta noche no tendrán ni siquiera pan para cenar y ya que siempre les traigo algo, hoy es un poco especial para que también ellos puedan pasar lo mejor posible la Navidad.

PERIODISTA. ¡Mira! ¡Aún quedan personas trabajando a estas horas! Preguntémosle. ¡Hola! ¿No va a pasar usted la Navidad con su familia?

PINTOR. Sí que la voy a pasar con ellos pero tengo que terminar mi trabajo para poder llevar algo más de dinero a mi hogar. Esta noche será especial porque estamos todos juntos aunque no comamos nada especial.

NARRADOR. Quizá quedan más sitios dónde ir o más personas quién preguntar pero lo más importante que quiero que sepas es que la Navidad es amor que penetra en el interior de nuestro corazón. Sabemos que cada noche, cada día, Dios visita nuestro hogar para enseñarnos a vivir todos los días la Navidad. Con su espíritu de amor, de cariño, de solidaridad hacia los demás.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

CREO QUE REALMENTE ES MUY CONMOVEDORA LA HISTORIA OJALA TODOS PUDIERAMOS COMPRENDER EL VERDADERO SIGNIFICADO QUE PROYECTA

Anónimo dijo...

La historia es bonita, pero si nos quedamos en las cosas buenas que podemos hacer eso lo hace cualquiera. Navidad es recordar y festejar que el Salvador de nuestros pecados se humilló por amor nosotros y ese evangelio es digno de ser proclamado, no desviemos nuestra mirada y la de los demás de esa gran verdad.