¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

¿Qué signfica la Navidad?

15 Minutos y 13 Personajes + Extras. Versión moderna del nacimiento de Jesús.

¿QUÉ SIGNIFICA LA NAVIDAD?
Jorge Ritter

PERSONAJES

RELATOR
JOSÉ
MARÍA
DUEÑA
ANCIANO
PEÓN 1
PEÓN 2
PEÓN 3
ÁNGEL
PRESIDENTE
ASTRÓNOMO
EVANGELISTA
EMPRESARIO



RELATOR. Navidad significa que la palabra se hizo hombre y vivió entre nosotros. Navidad significa que Emanuel ha venido, que el pueblo andaba en tinieblas. Significa que nuestro pasado con sus fracasos puede ser borrado por su sacrificio de su cruz, y que podemos llegar a ser miembros de la familia de Dios, heredero de Dios y ciudadanos del cielo.

Navidad Significa que Dios llega en medio de la noche de nuestros sufrimientos y penas diciendo: “Estaré contigo; déjame compartir tus cargas”. Dios vino a un mundo en el que había problemas muy similares a los que enfrentamos. A menudo imaginamos que el mundo al que vino Jesús no era complicado y que sus problemas no eran complejos. Pero los historiadores nos dicen otra cosa. Nos dicen que Jesús vino a un mundo muy perturbado. La gente enfrenta las complejidades de la vida con dificultad. Se sentían quebrantados por el desgaste, se suicidaban, buscaban formas de escapar de los problemas que los tenían perplejos. El crimen iba en aumento y el Medio Oriente estaba bajo la bota de Roma. En pleno centro de este mundo vino Jesucristo.

Siempre imaginamos el nacimiento de Jesús como nos dice la Biblia. Pero esta noche haremos algo distinto, echaremos a volar nuestra imaginación. Jesús nacerá esta noche. Los invito a imaginar a cada uno; seguramente todos lo haremos de forma distinta ya que no todos tenemos la misma forma de pensar e imaginar. ¿Cómo lo imaginan al nacimiento de Jesús? Ahora a soñar despiertos.

Bueno, yo los imagino a José y María como una pareja joven y sin mayores problemas. A ella la veo joven y bonita dentro de su sencillez, pareciendo fuerte dentro de su aspecto humilde. La imagino como si algo la sostuviera interiormente, como si olas incomodidades no existieran para ella. A José como un joven trabajador y capaz. Lo imagino de buena contextura física, hasta se podría decir que su rostro era bello, una persona de escasos recursos, con ropa sencilla y algo gastada. Llegan a una gran ciudad. Esa mañana, en un ómnibus desde el interior, luego de muchas horas de un viaje cansado llegaron, muy agotados, aunque interiormente estaban rebosantes, pues esperaban un hijo, alguien especial y único, del cual la gente hablaría por siglos. Llegaron en busca de trabajo, como tantas personas que hoy buscan nuevos horizontes, tal como nuestros inmigrantes lo hicieron décadas atrás.



PRIMER ACTO

MARÍA. José, estoy cansada, quisiera recostarme.

JOSÉ. Ya sé que estás cansada, buscaremos una pensión, pues no nos podemos dar el lujo de un hotel.

MARÍA. No importa dónde, pero siempre que estemos juntos, José.

RELATOR. Gente viene, gente va, todos apurados, sin prestar atención a esa pareja de aspecto humilde. Luego de caminar un buen rato, llegan a una pensión, donde lo atiende una señora que tiene cara poco amigable.

JOSÉ. Buenos días señora, perdone la molestia, buscamos una habitación para pasar el día y la noche.

DUEÑA. Lo siento, pero no hay habitación libre, pues estamos en plena época de turismo. Bueno, ahora tengo que seguir trabajando, así que...

JOSÉ. ¿Nos podría indicar otra pensión?

DUEÑA. Hay una a cinco cuadras.

RELATOR. Hasta el anochecer estuvieron buscando albergue, pero todo era en vano todos estaban completos. Llegaron hasta una plaza y se sentaron en un banco. Agotados ven la gente pasar. De entre los peatones ven venir a un anciano, con su caminar lento, José se anima y preguntó al anciano.

JOSÉ. Perdón, buen señor, ¿me podría indicar un lugar donde pasar la noche? Mi esposa necesita descansar en su estado.

ANCIANO. Lo comprendo joven, yo también pase lo mismo en mis años de juventud. Lo podría invitar a mi habitación pero es tan pequeña. Pero sé de un lugar donde podrán pasar la noche sin gastar nada.

JOSÉ. ¿Me lo podría indicar?

ANCIANO. Por supuesto, joven. Queda en las afueras de la ciudad. Son unas casitas abandonadas. Aquí tiene la dirección y un poco de dinero para el remis.

MARÍA. Gracias, buen hombre. Dios lo bendiga.

ANCIANO. A usted, Señora.

RELATOR. Luego de viajar un rato, el remis se detiene en una gran villa, pobre, abandonada para construir un complejo habitacional. José toma al azar una casita. Les da igual una u otra, pues todas están en un estado deplorable. Llegan a su interior. María toma unas ramas y se pone a limpiar la pared y el piso. José busca a su alrededor una caja o algo por el estilo que podrá servir de cuna, pues María tuvo los primeros dolores de parto. Le pone algo de pasto en la caja y arriba pone un pañal. Ahora sólo tendrán que esperar.



SEGUNDO ACTO

RELATOR. Ya es plena noche, en otro lugar, no muy lejos de donde se encuentran María y José. Tres peones están sentados alrededor de una fogata, están charlando y tomando un terere. Están cuidando el ganado, últimamente rondan los cuatreros a orillas del Paraná, hay que tener cuidado. De repente una luz brilla, una estrella distinta, uno de ellos dice:

PEÓN 1. ¡Una estrella!

PEÓN 2. No, no es un cometa, es el cometa Haley.

PEÓN 3. No, es un Ovni (Aparece el Ángel.)

ÁNGEL. Soy el mensajero de Dios y les traigo un mensaje. Ha nacido el Salvador, el hijo de Dios, aquel que salvará al mundo del peligro y el pecado. Ha nacido aquél que muchas personas no pensaban que nacería. ¡Vayan y cuídenlo!

RELATOR. Y así el ángel desapareció. Los peones, no salían de su asombro. Cuando llegaron encontraron al niño envuelto en pañales y a su madre recostada a su lado. En sus rostros se notaba una gran alegría.



TERCER ACTO

RELATOR. En otra parte del país tres hombres decidían seguir la luminosidad de la gran estrella. Uno de ellos era un Astrónomo, otro un evangelista y el último un empresario. El Astrónomo que había leído leyendas de los ancianos que comentaban mucho últimamente que iba a nacer un niño pródigo, un niño muy especial, un niño único, y que una gran estrella les iba a mostrar el camino para encontrarlo. Primero creyó que la leyenda era cuento de viejos, luego cuando apareció la estrella inmediatamente la asoció a la leyenda.
Pero antes de partir, el presidente los llamó y les dijo:

PRESIDENTE. Vayan y avísenme donde se encuentra el niño, pues es mi deber cuidarlo.

RELATOR. Los tres partieron, mientras el presidente pensaba que ese niño no debía interponerse en sus planes ahora que tenía el poder sobre el pueblo. Estos tontos le dirían dónde está el niño. ¡Él deseaba matarlo!

Luego de varias horas de viaje siguiendo la estrella, llegaron donde estaba el niño, lo vieron, también a sus padres y a los peones.

ASTRÓNOMO. Nació tan pobre siendo tan rico…

EVANGELISTA. Tiene frío y es el sol.

EMPRESARIO. Tiene hambre y es el pan.

(Canción “La noche de los pobres” por un grupo de ángeles.)

RELATOR. Sí. Encontramos a Jesús, pero no para hacerles daño sino para dejarlo entrar en nuestro corazón, busquémosle y aceptémosle para siempre.
Algunos de nosotros podemos imaginar que así sería el nacimiento de Jesús hoy, otros lo harán de otra forma… Tal vez en esta época navideña, muchas personas se sientan solas, sientan que la vida es una carga, que sus ilusiones y el entusiasmo desaparecieron. A ellas les pedimos que tengan fe y confianza en Dios, el Padre.
Nosotros sabemos que en medio de todo esto que sucede a nuestro alrededor, la paz de Cristo llega hasta nosotros, en las alegrías de esta feliz época navideña, donde nuestra fe y confianza en Dios se renuevan.
Recibamos a Cristo resucitado en nuestros corazones ahora mismo y tendremos el don de la eternidad que es el verdadero significado de la navidad.