¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Muy buen cirujano

10 Minutos y 4 Personajes. Que los jóvenes que no conocen a Cristo comprendan que necesitan un nuevo corazón para poder ser renovados y que éste sólo puede obtenerse mediante la sangre de Cristo. Este drama puede ser usado en algún evento evangelístico de tu grupo de jóvenes; es divertido pero ayuda a reflexionar y es como una introducción para compartir después el mensaje de salvación.


MUY BUEN CIRUJANO


PERSONAJES

PERSONA 1
DOCTOR
ENFERMERA
PACIENTE



OBRA

(El drama comienza con una revuelta porque un joven se ha desmayado en la calle.)

PERSONA 1. ¿Hay aquí algún doctor?

(Llevan el paciente tras una sábana blanca y lo acuestan sobre una mesa. El resto de la actuación se debe realizar tras la sábana con las luces apagadas y una luz brillante al fondo para que el público pueda ver el movimiento de las sombras de los actores. La Enfermera y el doctor entran por la puerta trasera. La enfermera carga un termómetro enorme.)

DOCTOR: Sí, soy Doctor, mi nombre es Alfredo y mi apellido Pocaluz. (Usa unos lentes que parecen binoculares, muy gruesos.)

PERSONA 1. ¿Puede mostrar algo que lo acredite como tal?

DOCTOR. (Saca del bolsillo una licencia para manejar automóvil o algo parecido, y la muestra.) Ahora dígame, ¿dónde está el paciente?

PERSONA 1. Por aquí, doctor...

DOCTOR. (Dirigiéndose a la enfermera.) Señorita Anastasia, tómele el pulso.

ENFERMERA. (Toma el pulso.) Doctor Pocaluz, no tiene pulso.

DOCTOR. Señorita Anastasia, tómele la temperatura.

ENFERMERA. Lo que usted diga, Doctor. (Coloca el enorme termómetro bajo el brazo del paciente, espera un rato.) No tiene temperatura, Dr. Pocaluz.

DOCTOR. ¿Ni pulso, ni temperatura?

ENFERMERA. Ni uno ni otro, doctor.

DOCTOR. Tenemos que operaaaaaaarlo.

ENFERMERA. Sí, sí, sí, seguro, seguro. Tenemos que operaaaaarlo.

DOCTOR. (Se para junto al paciente.) El Bisturí.

(La enfermera le da un cuchillo muy grande, el doctor empieza a cortar y al mismo tiempo, para simular que la carne del paciente se rasga, la enfermera rasga una tira de tela, sin que se vea, por supuesto. El paciente grita y trata de levantarse.)

DOCTOR. Señorita Anastasia ¿se le olvidó la anestesia?

ENFERMERA. Perdón, Doctor Pocaluz.

(La enfermera le da el mazo al doctor y éste le pega al paciente en la cabeza, el paciente se queda quieto, entonces continúa con la operación y se escucha el rasgar de la tela.)

DOCTOR. A ver… no, todavía no, ¡hummmm! (Hace fuerza.) Tengo un problemita, he topado con un hueso, páseme el taladro, por favor.

ENFERMERA. Aquí está, doctor, ¿le coloco la broca?

DOCTOR. Sí y rápido porque va a despertar. (Empieza a taladrar. Después de un rato.) ¡¡¡Ajajaaaaá, encontré el problema!!

ENFERMERA. ¿Sí, Doctor? ¿Cuál es?

DOCTOR. Vea toda esta suciedad que hay aquí... contaminación y más contaminación por todos lados.

ENFERMERA. ¿Y qué vamos a hacer, Doctor Pocaluz?

DOCTOR. Vamos a limpiar todo este basurero que hay aquí dentro.

ENFERMERA. (Toma los objetos que saca el doctor de dentro del paciente y va diciendo sus nombres.) Una botella de cerveza, dados, cigarros... etc.

DOCTOR. Creo que es todo, póngalo en el bote de la basura.

ENFERMERA. Espere, creo que falta algo: El Corazón.

DOCTOR. ¡¡Ah, sí!! Lo olvidaba, mire qué mal luce, parece que no tiene remedio.

ENFERMERA. Tendremos que limpiarlo.

DOCTOR. Imposssssible, creo que necesita uno nuevo.

ENFERMERA. (Tomando otro corazón.) Aquí tenemos un corazón nuevo, completamente sano.

DOCTOR. (Mete el corazón.) Le hará bien. Tenemos que coserlo.

ENFERMERA. Pero espere, tenemos que meter algo que prevenga nuevas enfermedades que lo vuelvan a contaminar.

DOCTOR. Muy cierto, introduzcámosle el mejor preventivo, una Biblia, por favor.

ENFERMERA. Aquí esta la Biblia, para que la palabra del Señor nunca falte en su vida, ahora podremos coserlo.

DOCTOR. Sí, ahora ya está listo. (Lo cose con una aguja de tejer y un cordón. Se espera como dos minutos de suspenso.)

ENFERMERA. Se está recuperando el paciente.

(Se prenden las luces y el paciente da su testimonio. Es breve pero incluye estos puntos:)

1- La manera cómo se siente renovado. (II Corintios 5:17)
2- Por qué el corazón tiene que ser cambiado. (Mateo 5:8; Romanos 10:10).
3- Cómo se logra tener un nuevo corazón. (Hechos 15:9; Hebreos 10:22; Juan 3:16).

(Después de compartir el testimonio se invita a hacer una oración para los que quieran recibir a Jesús.)