¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

La búsqueda

25 Minutos + Cantos y lecturas bíblicas. 13 Personajes + Extras. Una serie de personajes con anhelos de una vida mejor se juntan para ir en su búsqueda. Los personajes, que reflejan un tiempo actual, con problemas actuales, acabarán adorando en el Portal de Belén y señalando a Jesús como la Vida Eterna.


LA BÚSQUEDA




PERSONAJES

CAMINANTE
CIEGO
BUSCADOR DE LA VERDAD
MADRE
SORDOMUDO
JOVEN
JOVEN 1
JOVEN 2
JOVEN 3
POBRE
LECTORA 1
LECTOR 2
JUAN BAUTISTA
EXTRAS




(En la pared detrás del altar en letras grandes: “BUSCO A JESÚS DE NAZARET NACIDO EN BELÉN”.)

(La iglesia está oscura. Desde distintos puntos dentro de la iglesia se hacen escuchar las siguientes voces:)

BUSCO EL CAMINO
BUSCO LA LUZ
BUSCO LA VERDAD
BUSCO LA VIDA
BUSCO LA VOZ Y LA PALABRA
BUSCO LA FELICIDAD
BUSCO AL HERMANO
BUSCO EL AMOR

TODOS. Busco la salvación.

(Efecto sonoro: “Busco, busco...busco....” con efectos de eco.)

CAMINANTE. (Entrando por el pasillo central, caminando con un bastón en la mano.) Hermanos, yo busco el camino. Desconozco el rumbo, desconozco el destino. ¿Quién me lo indicará? ¿No habrá nadie en el mundo que me lo pueda señalar? Un camino que tenga sentido, un camino.... ¡No! El camino. Busco el camino. ¿Quién sostendrá mi esperanza?

(Efecto sonoro: Isaías 40, 3-5: “Abran el camino a Yahvé en el desierto. En la estepa tracen una senda para Dios. Que todas las quebradas sean rellenadas y todos los cerros y lomas sean rebajados, que se aplanen las cuestas, que queden las colinas como un llano; porque aparecerá la gloria de Yahvé y todos la verán porque Yahvé ha hablado”.

MÚSICA. Un pueblo que camina por el mundo gritando ven, Señor, Un pueblo que busca en esta vida la gran liberación…

(El caminante encuentra a un ciego que va entrando por el pasillo lateral de la izquierda caminado a tientas con las manos extendidas.)

CAMINANTE. ¿Qué buscas?

CIEGO. Busco la luz. No puedo ver. El mundo es la oscuridad para mí. Soy ciego. No me cuentan del sol, de la aurora y del ocaso, no lo veo. Me hablan del esplendor de las estrellas, no las miro. Me dicen que la luna es bella, no conozco la belleza. Oigo palabras hermosas sobre el azul del cielo, las flores del campo, el agua clara, los cerros y volcanes y tantas maravillas que hay en el mundo: colores, matices suaves y brillantes. Para mí el mundo es gris. No veo el rostro de los niños, no veo sus sonrisas. No veo el reflejo de alegrías y penas en sus ojos. Soy ciego. ¡Quiero ver! ¿Quién me dará la luz? (volteándose hacia el caminante) Y tú, tú… ¿Quién eres? ¿Qué buscas?

CAMINANTE. Busco el camino. Pero me doy cuenta de que también soy ciego como tú, pues no sé dónde poner el próximo paso. Buscamos lo mismo: “LUZ Y CAMINO”. Vamos hermano, busquemos juntos...

CIEGO. ¡Vamos, fortalece mi esperanza!

(Los dos siguen caminando, el caminante toma del brazo al ciego. Luego caminan despacio y se colocan en un lugar mientras se escucha lo siguiente:)

(Efecto sonoro: Isaías 42: 6-7)
“Yo Yahvé te he llamado para cumplir mi justicia, te he formado y tomado de la mano, te he destinado para que unas a mi pueblo y seas luz para todas las naciones. Para abrir los ojos a los ciegos, para sacar a los presos de la cárcel y del calabozo a los que estaban en la oscuridad”.

MÚSICA:
Nacidos de la luz hijos del día
Nacidos de la luz.
1. Nacidos de la luz, hijos del día
vamos hacia el Señor de la mañana,
su claridad disipa nuestras sombras
y llena el corazón de regocijo.
2. Que nuestro Dios el Padre de la gloria
limpie la oscuridad de nuestros ojos
y nos revele al fin cuál es la herencia
que nos legó en su hijo primogénito.



BUSCADOR DE LA VERDAD. (Entrando por el pasillo lateral derecho, mientras que el caminante y el ciego lo miran desde lejos.) Hace tanto tiempo que estoy buscando. Buscando por el camino de las ciencias. Buscando en las distintas filosofías, buscando en las ideologías, buscando la VERDAD… ¿Qué es la verdad? ¿Quién me la enseña? Unos me dijeron que buscara en los astros, el tarot, otros que la encontraría en las religiones y sectas; otros me quisieron convencer de que la verdad está en el TENER, en el PLACER, y en el PODER… Probé de todo y lo que me quedó fue un gran vacío. No la riqueza es la verdad, ni el poder, ni el placer. Las ciencias y la filosofía sólo me dieron una chispa de luz. Pero la VERDAD VERDADERA ha de ser una llama que arde sin apagarse jamás. ¿Dónde está la verdad?

(Efecto sonoro: Éxodo 3:2-6 “El ángel de Yahvé se mostró en una llama de fuego, en medio de una zarza. Moisés vio que la zarza ardía pero no se consumía... Y Dios llamó a Moisés en medio de la zarza diciendo: “Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”.)

(El Caminante y Ciego se acercan.)

CAMINANTE. Hermano, ¿tú también buscas?

BUSCADOR DE LA VERDAD. ¿Quiénes son ustedes?

CAMINANTE. Soy caminante, peregrino en busca del camino. Pero veo que busco igual que tú. Soy errante y también busco la verdad.

BUSCADOR DE LA VERDAD. (Dirigiéndose al ciego.) Y tú, ¿quién eres?

CIEGO. ¡Ay amigo! Soy ciego. Busco la luz. Mi deseo es ver. Pero me doy cuenta que nos parecemos. Los dos somos ciegos y buscamos la verdad. Mi ceguera es más grande de lo que pensaba, por desconocer la VERDAD. Hermano, vamos, juntos buscaremos.

BUSCADOR DE LA VERDAD. Vamos, les ruego hermanos, afirmen mi esperanza.


(Efecto sonoro: Isaías 11: 1-2 “Una rama saldrá del tronco de Jesé, un brote surgirá de sus raíces. Sobre él reposará el espíritu de Yahvé. Espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de prudencia y fuerza, espíritu de temor y de conocimiento de Yahvé”.)

MÚSICA:
Donde reina la verdad, donde existe libertad
donde hay paz, está presente el Señor.
Porque Dios es la verdad, porque Dios es libertad,
Porque Dios es justicia y amor.

(Desde el lado más oscuro del lugar, se deja oír el llanto de una mujer que está inclinada sobre el cuerpo muerto de su hijo.)

MADRE. ¡Ay Dios mío! Se ha muerto mi hijo. Éste era el último que me quedaba. Era mi única esperanza. Ahora su cuerpo está frío, sin vida. (Llora desconsolada.)

CAMINANTE. ¿Por qué lloras, mujer?

MADRE. ¡Ay Dios, hombre! Mi hijo ha muerto. No tenía con qué alimentarlo. De pura hambre murió. Uno tras otro se me ha ido. Como digo, el mayor murió por un pleito, el segundo se accidentó; luego murió mi marido. El alcohol lo arruinó y terminó arruinando el hogar. Ya no había con qué mantener a mis hijos. Las cosas todas se volvieron tan caras. La vida se me acabó con todos ellos. Ustedes no saben cuánto dolor llevo en mi corazón. (Llora.) Y lo que además me da pena, es que algún día yo voy a morir también. Pero ¡yo quiero vivir! ¡Quiero la vida! ¿Dónde está la vida?

CAMINANTE. Todos buscamos la vida, no cualquier vida, sino la VIDA VERDADERA.

CIEGO. Ven con nosotros mujer, acompáñanos en nuestra búsqueda.

BUSCADOR DE LA VERDAD. Juntos nos ayudaremos a encontrar lo que buscamos.

MADRE. Gracias hermanos, así se reaviva mi esperanza por la vida.

(Efecto sonoro: Isaías 49: 15-16 “¿Puede una mujer olvidarse del niño que cría o dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pues bien, aunque se encontrara alguna que lo olvidase, yo nunca me olvidaré de ti. Mira cómo te tengo grabada en la palma de mis manos”. Isaías 7: 4 “El Señor entonces les dará una señal: miren que una virgen está embarazada y dará a luz un hijo varón a quien le pondrá el nombre de Emmanuel: Dios con nosotros”

MÚSICA.
El mundo por la guerra sangra sin razón,
Familias destrozadas buscan un hogar.
El mundo tiene puesta la esperanza en ti, Dios de la Paz.
Un pueblo que camina por el mundo,
gritando VEN SEÑOR.
Un pueblo que busca en esta vida,
la gran liberación.

(Todos siguen caminando...)

CAMINANTE. (Dirigiéndose hacia un lugar del escenario.) Miren hermanos, alguien nos está haciendo señas.... Nos está llamando. (Yendo hacia el sordomudo...) ¿Qué buscas, hermano?

SORDOMUDO. (Explica con señas que no oye, ni puede hablar, sólo los ha visto)

CAMINANTE. (Con señas) ¿No oyes? ¿No hablas? (Hablando para sí mismo.) Un mundo sin voz ni palabra, un mundo con muros altos y barreras, sin comunicación. Una vida sorda, de silencio, monótona. (Hablando con gestos hacia el sordomudo) Pero te quedan las señas como una chispa de esperanza, ¿qué buscas?

SORDOMUDO. (Con gestos da a entender que desea oír y hablar.)

CAMINANTE. El oído es para oír, la lengua para hablar. Ven con nosotros hermano. Seremos tu voz, seremos tu oído, todos buscamos aquello de lo que carecemos, cada uno según su necesidad. En nuestro buscar y caminar nos ayudaremos juntos y estoy seguro de que existe Alguien que nos ha de traer lo esperado.

CIEGO. Vamos juntos. Entre muchos aumenta nuestra esperanza.

BUSCADOR DE LA VERDAD. A veces todos somos sordos. Yo también he sido sordo. Quizás haya estado cerca de la verdad y no le he prestado oído; he sido mudo porque no he sabido responder.

MADRE. Él también busca una VIDA MEJOR, como todos nosotros. Vamos pues...

(Todos siguen caminando...)

(Efecto sonoro: Isaías 50: 4-5 “El Señor Yahvé me ha concedido el poder de hablar como su discípulo y ha puesto en mi boca las palabras para aconsejar como es debido, al que está aburrido, cada mañana él me despierta y lo escucho como lo hacen sus discípulos. El Señor Yahvé me ha abierto los oídos, y no me resistí, ni me eché atrás”.)

MÚSICA.
No temas arriesgarte, porque contigo yo estaré,
no temas anunciarme porque en tu boca yo hablaré.
Te encargo hoy mi pueblo para arrancar y derribar,
Para edificar, destruirás y plantarás.
Tengo que gritar, tengo que arriesgar
¡Ay de mí si no lo hago!
¿Cómo escapar de ti, cómo no hablar?
Si tu voz me queda dentro.
Tengo que andar, tengo que luchar
¡Ay de mí si no lo hago!
¿Cómo escapar de ti, cómo no hablar?
Si tu voz me queda dentro.

JOVEN. (Acercándose desde el campanario.) Hombres, mujeres, jóvenes, niños, niñas, escúchenme. Esta vida no tiene sentido. Sólo desgracia y amargura y, a fin de cuentas, sólo tristeza y soledad. ¿No habrá algo mejor en este mundo?

CAMINANTE. Ahí viene un joven, parece que está buscando algo. (Dirigiéndose a él.) ¿Qué buscas muchacho?

JOVEN. Busqué la alegría, busqué la felicidad, pero no la encontré. En mi afán por ser feliz pensaba encontrarla en el vicio. Me perdí. Terminé con todo lo que tenía y acabo de terminar de pisotear mi dignidad de hombre. Luego quise pasar la vida gozando con mujeres. No pensaba en hacerlas felices, sino abusar de ellas egoístamente. Sólo para mi propio gusto, sólo para un rato de placer. Y ¡de cuántas no he abusado, al dejarlas en desgracia a cada una de ellas! Después comencé a probar la droga. Era tan fácil por medio de un cigarrillo, ponerme en “onda”, olvidarlo todo y olvidar esta amarga vida. De momento estoy echando a perder mi juventud. ¿Hasta cuando voy a aguantar?

CAMINANTE. Buscas la alegría, buscas la felicidad, buscas una vida mejor. La vida que pasaste no es la vida verdadera. Todos nosotros estamos en busca de ella. Si quieres ven con nosotros.

CIEGO. Ven, la juventud ha de tener la esperanza de una nueva luz, has de fortalecer también nuestra esperanza.

BUSCADOR DE LA VERDAD. Ven, ya has dado un paso reconociendo que en el vicio y la droga no está la felicidad. Hay algo más grande para nosotros. Y se me hace que nos estamos acercando cada vez más hacia la VERDAD.

MADRE. Ven, hijo mío. Todavía estás con vida, busca con nosotros la VIDA VERDADERA y encontrarás la felicidad.

JOVEN. Si me aceptan en su compañía, vamos juntos pues.

(Desde otro punto se acercan otras tres jóvenes mujeres.)

1ª JOVEN. Hermanos, acéptennos también a nosotras que vamos buscando lo mismo. Hemos buscado la felicidad, ¿dónde podemos encontrarla?

2ª JOVEN. Ustedes nos dan una nueva luz y una nueva esperanza.

3ª JOVEN. Ustedes llevan un mensaje de vida verdadera que es ALEGRÍA.

CAMINANTE. Vengan todos y todas quienes quieran acompañarnos en nuestra búsqueda.

(Poco a poco se juntan más personas de distintos lados caminando con el grupo.)

(Efecto sonoro: Isaías 60 y 61, 10 “Levántate y brilla, que ha llegado tu luz, y la gloria de Yahvé amanecerá sobre ti. La oscuridad sobre la tierra y los pueblos están en la noche, pero sobre ti aparece su gloria. Salto de alegría delante de Yahvé, y mi alma se alegra en mi Dios. Pues me puso ropas de salvación y me abrigó con el manto de justicia, como un novio se coloca su anillo o como la esposa se arregla sus joyas. Pues así como brotan de la tierra las semillas o como aparecen las plantitas en el jardín, así el Señor Yahvé hará brotar la justicia y la felicidad a la vista de todas las naciones”.)

MÚSICA. Himno a la alegría.

POBRE. (Cojeando y pidiendo limosna con su sombrero entre la gente del público.) Por el amor de Dios, por el amor de Dios, una limosnita por el amor de Dios. Dios lo bendiga, Dios se los pague. Regáleme mi pan, por el amor de Dios... unos reales, por el amor de Dios, un tamalito por el amor de Dios… (Llegando hasta el grupito, y mirándoles con desconfianza.) Ustedes, ¿quiénes son? No me vayan a quitar lo que mendigué como muchas veces me ha pasado...

CAMINANTE. Ten confianza, hermano.

POBRE. (Amargado.) Hermano, hermano... suena bonita esa palabra. Yo no creo en la hermandad, no existe el hermano. En este mundo sólo existe la ambición, el aprovecharse de los demás, el oportunismo. Sólo hay lobos que devoran a los corderos y leones que se comen a los cabritos. No, hombre, hace tiempo que no creo ya en esta palabra.

CAMINANTE. Sin embargo, lo que buscas, precisamente es al HERMANO/A, alguien que te tienda la mano, alguien que te abra el corazón, alguien que te brinde su amor.

CIEGO. ¿No será que también tú, en el fondo, busques una nueva luz?

BUSCADOR DE LA VERDAD. ¿Acaso no es en la hermandad donde está la razón de nuestra vida? ¿No son hermanos la verdad y el amor?

MADRE. ¿No buscas acaso tú la vida verdadera?

JOVEN. ¿No tienes también ansias de felicidad?

POBRE. Tienen razón. Mi hambre no sólo es de pan, sino de algo más. Parece que han encendido en mí, una chispa de esperanza.

CAMINANTE. Ven con nosotros y nosotras, todos y todas buscamos lo mismo, buscamos la salvación.


(Efecto sonoro: Isaías 41: 17-18 “Los pobres y los humildes buscan agua pero no encuentran, y se les seca la lengua de sed. Pero yo, Dios de Israel, no los abandonaré. Yo Yahvé los escucharé. Haré brotar ríos en los cerros pelados y vertientes en medio de los valles. Convertiré el desierto en lagunas y la tierra seca en manantiales”.)

MÚSICA.
Cuando el pobre nada tiene y aún reparte...

(El grupo sigue caminando.)

CAMINANTE. Vengan, hermanos y hermanas, vengan todos y todas quienes tengan ansia de encontrar el CAMINO.

CIEGO. Vengan quienes tengan deseos de ver la LUZ.

BUSCADOR DE LA VERDAD. Vengan quienes tengan deseos de VERDAD.

MADRE. Acompáñennos los que tengan el anhelo de LA VIDA VERDADERA

GRUPO DE JÓVENES. Vengan quienes buscan la FELICIDAD.

POBRES. Vengan quienes tengan hambre de HERMANDAD.

(El grupo sigue caminando cantando el siguiente canto…)

CANTO
Esperando
Esperando, esperando,
esperando al Mesías que nos ha de salvar
tierra y hombres que sueñan porque Dios va a llegar.
Esperando... Esperando Señor tu venida, tu venida de verdad.
Buscamos la luz que nos guía
y encendemos estrellas de papel,
¿hasta cuando Señor jugaremos
como niños con la fe?
Aunque vanos discursos gritemos,
pregonando una falsa hermandad,
¿hasta cuándo Señor viviremos
sin justicia y caridad?

Esperando...

(Se van encendiendo algunas luces.)

EFECTO SONORO: “YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA. Quien me sigue no anda en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.

Mateo 5: 3-10
“Felices los que tienen espíritu de pobre,
porque de ellos es el reino de los cielos...

CAMINANTE. Creo que ya no estamos lejos de lo que buscamos, se me abre un nuevo CAMINO.

(Aparece Juan Bautista por algún lugar inesperado del escenario y camina despacio mirando a la gente.)

LECTORA 1. Mateo 3: 1 “En ese tiempo se presentó Juan el Bautista en el desierto de Judea predicando de esta forma”.

JUAN BAUTISTA. “Cambien su vida y su corazón, porque está cerca el Reino de los Cielos”. (Mt. 3, 2)

LECTOR 2. Juan empezó a predicar por toda la región del río Jordán diciéndoles que cambiaran su manera de vivir, que conviertan su corazón. (Lc. 3, 3)

JUAN BAUTISTA. Preparen el camino del Señor, allanen los senderos, y escuchen la Palabra de Dios.

(Mientras se lee el Evangelio, las luces se enfocan a un lugar donde está el Niño, María y José, puede ser un “cuadro vivo” o símbolos que representan que Dios ha nacido hoy.)

LECTORA 1. Proclama el Evangelio de Lc. 2, 1-20 (Durante la lectura del Evangelio los personajes se van acercando poco a poco al lugar donde ha nacido el Niño.)

MÚSICA.
“Navidad sin pandereta” de Manzano


CONCLUSIÓN

(Uno a uno, los actores se van levantando según su turno y se van dirigiendo al público, los demás se quedan en postura de contemplación y meditación del cuadro de nacimiento.)

CAMINANTE. Nosotros hemos encontrado lo que buscamos. Y ustedes, ¿qué buscan? ¿Cuál es su esperanza? ¿Por qué han venido aquí esta noche?

(Son preguntas que se hacen al público para que respondan una o dos personas.)

CAMINANTE. Todas nuestras esperanzas se cumplen en Jesús que ha nacido en Belén, que ha venido a hacerse uno de nosotros. Desde esta noche todos estamos invitados a buscar, a ver y a reconocer a aquel “Dios con-nosotros” presente hoy como ayer en el más humilde de sus hermanos, presente en su Palabra y en los signos de vida. Desde esta noche existe Alguien a favor del hombre y mujer marginados.

CIEGO. Desde esta noche el hombre y la mujer pueden levantar la cabeza y comenzar a vivir en la LUZ, porque Dios le ha otorgado una alta dignidad en su Hijo.

BUSCADOR DE LA VERDAD. Desde esta noche, la VERDAD es que el pequeño ya no es pequeño, y el grande ya no es grande, el pobre ya no es pobre y el rico ya no es rico, porque cambiaron los valores: “Dios levanta del polvo a los humildes y derriba a los poderosos de sus tronos, colma de bienes a los pobres y a los ricos los despide vacíos”. (Lc. 1: 52-53)

MADRE. Desde esta noche ha nacido la VIDA, ¿queremos quedarnos muertos por no dejarla nacer en nosotros/as mismos/as?

SORDOMUDO. Desde esta noche “Alguien se ha hecho voz de los/as que no tienen voz”

JOVEN. Desde esta noche ha venido la FELICIDAD, la juventud camina al encuentro del LIBERTADOR, sólo él hace libre verdaderamente a la persona. Él comprende nuestras debilidades y nos ofrece un encuentro muy personal y transformador. Es amigo que no falla nunca. Camino de total realización.

POBRE. Desde esta noche hay Alguien que ofrece su vida por el AMOR, LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD entre la humanidad. Desde esta noche, Alguien nos hizo hermanos y hermanas, haciéndose hermano nuestro.

LECTOR 2. Desde esta noche, hermanos y hermanas, sabemos que Dios entra en nuestra historia, en nuestro mundo. Desde esta noche, Dios llega a nosotros y nosotras, ahí donde hay:
• Rebaños y pesebres
• Cafetales y maizales
• Ranchos y hogares humildes
• Talleres y oficinas
• Ahí donde hay hambre y frío
• Ahí donde hay corazones quebrantados
• Donde el egoísmo, la envidia, el orgullo y la violencia destruyen lo mejor que hay en la persona humana.
• Donde la guerra y la ambición de los poderosos ha desfigurado el rostro humano, la imagen de Dios.
Cristo asume nuestra condición humana, con todos sus valores y con todas sus debilidades, y asumiéndola la redime.
Cada vez que reconocemos la grandeza de lo pequeño y lo sencillo, NACE JESÚS, SE HACE NAVIDAD.
Cada vez que logramos superar las divisiones entre hermanos, en los hogares, entre las clases sociales, entre religiones, culturas y naciones, NACE JESÚS, SE HACE NAVIDAD.
Cada vez que vencemos nuestra indiferencia frente al hermano y hermana que sufren, frente al dolor de la humanidad, frente a la destrucción de la naturaleza y la casa donde habitamos toda la humanidad, NACE JESÚS, SE HACE NAVIDAD.

TODOS. Hermanos y hermanas, les deseamos a todos y a todas una FELIZ NAVIDAD.