¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Pies de siervo

5 Minutos y 8 Personajes. Varios jóvenes cristianos son llamados a escalar una montaña pero no todos subirán a la cima.

PIES DE SIERVO
Samuel Hernández Clemente
PERSONAJES

LÍDER DE JÓVENES
CRISTIANO FIEL Y PERSEVERANTE
CRISTIANO CRITICÓN Y LEGALISTA
CRISTIANO TEMEROSO
CRISTIANO PERFECCIONISTA
CRISTIANO FLOJO
CRISTIANO VANIDOSO
CRISTIANO DESORGANIZADO


UTILERÍA

(Se puede meter música para cada actuación, vestuario de acuerdo al personaje, más personajes y escenografía de un bosque.)



TRAMA

ESCENA 1

(El drama inicia en una reunión de jóvenes, donde el líder se encuentra exhortando a la juventud.)

LÍDER. Jóvenes, el Señor está buscando corazones dispuestos a luchar para continuar firmes en Su camino.

(Todos gritan: “Sí, Amén, Aleluya, Sí, Sí”.

LÍDER. Así que no importando lo difícil que sea el camino, ni los gigantes, ni las pruebas, ni los obstáculos… nada nos hará volver atrás.

(Todos gritan: “Así es, Claro, Aleluya, Amén, Amén”.)

LÍDER. Y para probar esto en práctica, mañana subiremos a la montaña (dar el nombre de alguna cercana a la localidad en que se represente la obra), hasta llegar a la cima y orar y estar en comunión con nuestro Dios. Así que los que acepten el reto nos veremos en la base de la montaña a las 5:00 de la mañana. ¿Están de acuerdo?

(Todos gritan: “Sí, Aleluya, Amén, Ahí estaremos”. Se despiden todos.)



ESCENA 2

(Llega el primer joven a la base de la montaña a las 4:59.)

CRITICÓN. ¿Cómo es posible? Ya casi son las cinco y no hay nadie aquí. ¡Qué desorganización! ¡Qué impuntuales! ¿Qué clase de cristianos son éstos? Pero… ¡Hum! ¡Ya sé! ¡Me voy a otra iglesia donde sean más organizados! Yo mejor no voy, Señor. ¡Ahí nos vemos, adiós! (Se va.)

TEMEROSO. ¡Ay, qué oscuro está aquí! ¡Qué miedo! ¿Cómo nos citan a esta hora donde las tinieblas reinan? ¡Uy! Y dijeron que había gigantes ¿Y si me atrapan? ¿O si me resbalo en el camino? ¿O si me pica un animal? ¡Ay, Señor, líbranos del mal! Yo mejor me voy a mi casita a estar bien seguro. Además, soy alérgico al polvo. (Se va.)

PERFECCIONISTA. Son las cinco en punto y no hay nadie, claro… Yo no organicé esta excursión. Si yo lo hubiera hecho sería mejor, los hubiera citado a las 12:00, nos iríamos en carro y hubiéramos ido al mar en vez de a la montaña. ¡Ay, Señor! Esta gente que no piensa… De seguro que no pensaron en las condiciones atmosféricas ni meteorológicas. Mejor no me arriesgo, Señor, ya me voy.

FLOJO. (Cargando su cobija y almohada.) ¡Qué sueño, Señor! ¿Cómo nos citan tan de madrugada? ¡Ay, Señor! Yo sé que tú hablas a través de diferentes maneras, así que por qué no me hablas a través de un sueñito… ¿Sí? ¡Ay! ¡Nos vemos mañana, Señor!

VANIDOSA. (Con espejo, lentes, tacones y vestido de noche) ¡Oh, Señor, he aquí tu humilde sierva, que se atreve a llegar hasta aquí para servirte! ¡Oh, no! ¿Traje todos mis accesorios y protectores solares? ¡Oh, no! Me falta mi filtro solar, ¡Qué tragedia! ¡Y qué horrible clima! Señor, ¡tú no puedes permitir que la imagen de esta tu sierva se deteriore! ¿Verdad? Así que me voy al Salón de Belleza y después nos vemos en el espejo. Bye, Bye.

DESORGANIZADO. (Con portafolio.) ¡Oh, no, Señor! ¿Dijeron a las cinco o a las seis? ¿Aquí o en la cima? ¿Dijeron que era para hoy o para mañana? ¡Ah, ya sé! Voy a sacar mi directorio y le voy a hablar al líder… (Al abrir.) ¡Oh no, me equivoqué de portafolio y traje la mochila de mi hermanito! ¡Ay, no, mejor me voy! ¡Qué desorganizados! ¡Qué falta de comunicación! ¡Oh, no! ¿Por dónde me voy? Creo que estoy perdido. (Sale.)

FIEL. ¡Oh, gracias Señor por permitirme llegar temprano! Parece que no hay nadie y aun si no llegan, yo subiré, no importa qué tan difícil sea, pero tomado de tu mano voy a vencer todo obstáculo, ya que no subiré en mis fuerzas, sino en las tuyas, pues tú eres mi fortaleza y pronto auxilio, pon en mí gozo, ánimo y perseverancia para lograrlo, y quita de mí todo espíritu de crítica, de temor o perfeccionismo y aleja de mí la flojera, vanidad y desorden de mi vida, así que en el nombre de Jesús subiré y venceré pues tu has puesto en mí, pies de siervo para caminar por tus caminos. Gracias, Señor. (Sale rumbo a la cima.)