¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

¡Adiós, año viejo!


13 Minutos y 10 Personajes. Estimular a la juventud para permitir que Cristo reine supremo en su corazón durante el próximo año.

¡ADIÓS, AÑO VIEJO!


PERSONAJES

JOVEN. Que sea enérgico, de tipo atlético y dinámico. Se viste de sport.
AÑO VIEJO. Vestido con manto largo, con cabello y barba blancos. Trae una guadaña.
DEPORTES. Vestido para practicar un deporte. Trae consigo una pelota de baloncesto o algún otro objeto que se usa en deportes.
DIVERSIONES. Vestido para fiesta. Trae un casete en que está grabado algún canto objetable.
EDUCACIÓN. Con ropa apropiada para clase y trayendo varios libros grandes.
TRABAJO. Vestido con ropa de trabajo. Trae un martillo y un serrucho, u otras herramientas.
CRISTIANISMO. (Preferiblemente una señorita), vestida en ropa elegante o con un manto blanco trae una Biblia.
RECREACIÓN. Vestido con ropa de sport. Trae paletas de ping pong o de tenis, u otros objetos usados para recreación.
ENTRETENIMIENTO APROPIADO. Vestido con ropa de casa. Trae un casete con una grabación aceptable y un bueno libro.
MEDITACIÓN. Con ropa de vestir. Trae una Biblia y un libro devocional.



ESCENARIO.

Una sala amueblada con un sillón, una mesita, un estante para revistas, una lámpara, una radio pequeña, periódicos y otros objetos que puedan exhibir en el lugar disponible.

LA JUVENTUD MIRA RETROSPECTIVAMENTE

Un joven entra ruidosamente. Deja a un lado su bicicleta, se quita el sombrero y la chaqueta que deja desordenadamente sobre una mesa.

JOVEN. ¡Qué día! ¡Esto sí que es vivir! ¡Podría seguir andando en bicicleta toda la noche... si no tuviera que venir a comer! Me pregunto dónde estará mamá. ¡Tengo un hambre terrible! (Ve los titulares de un periódico.) ¿Y eso? (lee los titulares más sobresalientes acerca de la condición del mundo.) ¿Por qué tienen que suceder esas cosas para robarle a uno el placer de la vida? (Hojea el diario.) ¡Guerras, dificultades, crímenes, tumultos! Todo lo que uno lee está lleno de esas cosas. (Deja el diario a un lado y toma una revista.) Hasta las revistas están llenas de esos asuntos. Temo escuchar la radio, pues también en los informativos hablan de dificultades en (úsense nombres de lugares que en el momento tengan dificultades o algún otro lugar). Prefiero sentarme y leer mientras espero la cena. Probablemente pueda encontrar algún relato interesante que me ayude por un momento a olvidar los problemas del mundo. Se sienta en una silla cómoda, lee, cabecea y se duerme.

(Entra el Año Viejo, se dirige lentamente hacia el joven y le toca con una guadaña.)

JOVEN. (Hablando como en sueños, sorprendido pero sin levantarse.) ¿Quién... quién eres tú?

AÑO VIEJO. Soy el Año Viejo (poner la fecha del año de la representación.)

JOVEN. ¿El Año Viejo? ¿Qué quieres decir? ¿Por qué estás aquí?

AÑO VIEJO. Estoy aquí para cumplir una misión. Eres joven y fuerte, lleno de gozo de vivir y tienes la energía para realizar grandes cosas. Pero no estás listo para el Año Nuevo. He venido para estimularte a pensar en el pasado y para darte una visión de las cosas por venir. Te ayudaré a hacer frente al futuro.

JOVEN. ¡Vete! No te quiero aquí. El pasado se ha ido ¿Por qué no olvidarlo! Nadie sabe lo que le depara el mañana. Deja que el futuro traiga consigo sus sorpresas.

AÑO VIEJO. ¡Así no, joven amigo! Todas las perspectivas del mañana se basan en las realidades de hoy; mediante el uso juicioso del conocimiento y la experiencia del pasado es como un joven puede prepararse para los triunfos del mañana. Haz caso, entonces, a lo que voy a revelarte. Las cosas que te ocupan el tiempo te hablarán. (Con voz autoritaria): Deporte, entra y trae tu mensaje de otros tiempos.

DEPORTE. (Entra rápidamente). Sí, la juventud y yo somos grandes amigos. Hemos pasado juntos muchas horas y tenido momentos muy alegres. Hemos llamado la atención del Mundo y nos hemos cubierto de gloriosa fama. Hemos vivido muy bien juntos... ¡La juventud y yo!

AÑO VIEJO. Permíteme hacerte una pregunta: ¿Cuánto bien verdadero has hecho?

DEPORTE. He formado centenares de cuerpos sanos.

AÑO VIEJO. ¡Y arruinado la salud de muchos otros centenares!

DEPORTE. Sí, debo admitir eso. Pero he traído fama y fortuna a muchos.

AÑO VIEJO. Y derrota y tristeza a otros tantos.

DEPORTE. Bien, pero he proporcionado mucho dinero que se ha destinado a la caridad.

AÑO VIEJO. Y empobrecido a muchos millones que han apostado grandes sumas de dinero como resultado de tus torneos. Ponte a un lado, que más tarde oiremos acerca de ti. Ahora hablaremos un poco más acerca de tu hermana la Diversión. (Deportes se mueve hacia atrás, y entra Diversión).

DIVERSIÓN. La juventud se alegrará de verme, porque muchas veces se cansa de los deportes demasiado intensos. Lleno las horas tranquilas con pasatiempos placenteros: juegos de azar de todas las clases, música popular, lectura excitante y cómica, el cine, los bailes y muchas cosas enervantes. Proporciono bebidas, comidas... y hasta perfumes que apasionan. Me gusta ver alegre a la juventud. Y a todos los jóvenes también les gusta mantener la mente libre de la opresión de las cosas serias.

AÑO VIEJO. ¡Basta! Tus propias palabras te condenan. No debo siquiera argüir contigo. Ponte a un lado, que deseamos seguir viendo que más nos viene del pasado. ¿Qué puedes decir tú, Educación? ¿Qué tienes que decir? (Entra Educación, y Diversión se coloca junto a Deporte).

EDUCACIÓN. Bien, cierto tipo de jóvenes no se preocupan tanto por mí como por las demás cosas aquí presentes. He tenido que cambiar por completo mi plan y mi propósito a través de los años a fin de complacer a la juventud. He tratado de disfrazar el aprendizaje con juegos; he tenido que ocultar el conocimiento en historias, dramas, películas y programas de radio y televisión; y he tenido que recurrir al ofrecimiento de muchos premios para estimular a la juventud a seguirme. Por lo que acabo de decir, ves que he tenido que llamar a mi auxilio a Deporte y a Diversión a fin de hacerme popular. He tenido que abandonar muchas ideas antiguas a fin de que el aprendizaje se torne fácil y exija el menor esfuerzo posible.

AÑO VIEJO. ¿Quieres decir que eres la misma Educación que conocieron los padres de la generación actual?

EDUCACIÓN. Se espera que yo produzca los mismos resultados, pero soy completamente distinta.

AÑO VIEJO. Permíteme formularte la misma pregunta que le hice a Deporte: ¿Cuánto bien real has hecho?

EDUCACIÓN. ¿Bien? Simplemente, para tener tu respuesta, mira a los millones de jóvenes que pasan por las aulas de excelentes escuelas.

AÑO VIEJO. ¿Están ellos preparados para el futuro?

EDUCACIÓN. ¡Por supuesto! Les enseño cómo llevarse bien unos con otros y cómo ganarse la vida.

AÑO VIEJO. Esto está bien; pero lo que preguntan es si están preparadas para el futuro final, cuando el tiempo se convierta en eternidad.

EDUCACIÓN Nada sé acerca de eso. Esa materia no es de mi incumbencia. Dejo eso para el Cristianismo.

AÑO VIEJO. En eso fallas. Más tarde interrogaremos a Cristianismo, pero antes escucharemos a alguien a quien solemos llamar Vocación, Labor o Trabajo. (La Educación se junta con los otros y entra Trabajo).

TRABAJO. No tengo tanta suerte con la juventud como la Educación. Nadie me ha hecho demasiado popular con los jóvenes. Por supuesto, si la paga es muy elevada, la gente está dispuesta a dedicarme algo de tiempo. Al igual que Educación, he cambiado mucho en los tiempos modernos. Antes los obreros se sentían orgullosos de mí, y trataban de terminar su labor en la forma más perfecta posible. Ahora, sin embargo, la mayoría de ellos sólo se interesa en pasar conmigo el menor tiempo posible y llevarse grandes sumas de dinero. A pesar de eso, todavía soy quien alimenta, viste y aloja al mundo.

AÑO VIEJO. Sí, amigo, tu preocupación es justificada, puesto que muchos jóvenes no aprenden que el trabajo honrado es honorable.

TRABAJO. Lo que más me pena es contemplar la enorme cantidad de gente que pasa por la vida con la idea de que el mundo le debe lo necesario para la subsistencia.

AÑO VIEJO. ¡Eso es verdaderamente triste! Pero, por ahora, no podemos resolver ese problema. Únete también a esos otros y veremos más tarde lo que podemos hacer. Ahora debemos invitar a otro visitarte. Cristianismo, ven por favor y presenta tu mensaje (el Trabajo se junta con los demás y entra Cristianismo, pero se detiene apenas traspasa la puerta).

CRISTIANISMO. Temo estar fuera de lugar. No se me invita aquí muy a menudo. Esos otros ocupan tanto tiempo de la juventud que ésta casi me ha olvidado. Generalmente no entro aquí a menos que se me desee; por tanto, quizá no debo quedarme. (Se da la vuelta para retirarse).

AÑO VIEJO. ¡Espera, Cristianismo! Se te necesita aquí. Tienes un mensaje que nadie más puedes dar.

CRISTIANISMO. Es verdad. Tengo un gran mensaje: Buscad primero el reino de Dios y su justicia (Mateo 6:33).

DEPORTE. ¡Escuchad eso! ¡Qué egoísmo! El Cristianismo no se satisface con el tiempo que se le dedica. ¡Desea todo el tiempo!

EDUCACIÓN. Sí, por eso es que hace tiempo que no quiero saber nada de Cristianismo. Si uno le permite, domina todas las cosas.

AÑO VIEJO. ¡Escuchad! Cristianismo entró aquí para dar su mensaje; Guardad silencio y escuchadlo. Ahora, Cristianismo, toma la palabra. Muestra a la juventud lo que puedes hacer cuando se te permite llevar a cabo tu programa. (El Año Viejo poco a poco se encamina hacia la puerta, pero no sale).

CRISTIANISMO. Voy a tratar de hacer una demostración lo más claramente posible. Es verdad que trato de controlar cada momento; pero no como dictador, sino como un compañero amigable en todas las actividades. Hago que cada momento sea más feliz al dar un significado más profundo a todas las coas. Verán todos lo que quiero decir tan pronto como toque a cada uno de estos personajes que representan las cosas que ocupan el tiempo de la juventud. Bajo mi programa, aparecerán de distinta manera. Primero, trabajo. (Cristianismo toca Trabajo; este se adelanta.)

TRABAJO. Cuando Cristianismo rige las cosas, ocupo el lugar que me corresponde. La mensajera del Señor dice que la religión debe influir sobre todo trabajo, que cualquier trabajo físico honrado es una bendición, y que tanto el trabajo físico como el mental mantienen la salud mental y moral. Nuestro propio Salvador glorificó el trabajo con el oficio de carpintero, en el taller de su padre adoptivo, José.

CRISTIANISMO. Ahora hemos comenzado. Acto seguido tocará a Educación y ved los cambios que se verifican en ella. Educación dijo que nada sabía de Dios, porque a mí me corresponde enseñar las cosas espirituales a la juventud. Sí, es verdad; esa es mi función; pero la Educación puede ayudarme a llevarla a cabo. (Cristianismo toca a Educación, que se adelanta. Toma una Biblia que está oculta entre los libros que traía y la pone encima de todos).

EDUCACIÓN. Sí, con el Cristianismo soy muy diferente. Ahora veo que el “temor de Jehová es el principio de la sabiduría”. Cuando descarto la así llamada “Ciencia” y la especulación humana, hay armonía perfecta entre la palabra de Dios y sus propias obras.

CRISTIANISMO. Hasta ahora hemos andado muy bien. Ahora tocaré a Diversión y a Deportes juntos y veremos qué sucede. (Cristianismo toca a los mencionados, que inmediatamente se retiran).

DIVERSIÓN y DEPORTE. ¡No podemos estar aquí! ¡Nos vamos!

CRISTIANISMO. ¡Exactamente como yo pensaba! Ahora ¿qué podemos esperar? ¿Hay algo con qué remplazar a estos ausentes? (Entran Recreación y Entretenimiento apropiado).

RECREACIÓN. Nos alegramos de ocupar los lugares dejados vacíos por Diversión y Deporte.

CRISTIANISMO. Bien, ¿quiénes sois? Y, ¿en qué sentido sois diferentes?

RECREACIÓN. Soy Recreación, y aquí está mi compañero, Entretenimiento apropiado. Hay una gran diferencia entre nosotros dos y los que se han ido. Nunca traigo un espíritu combativo de competencia a mis juegos. No apruebo el hecho de que miles de personas se sientan en nerviosa excitación mientras unos pocos competidores hacen todo el ejercicio. No permito que los participantes se lastimen unos a otros. Junto con el placer de mis juegos, proporciono ejercicio saludable. Hasta el trabajo físico de una naturaleza diferente al del trabajo regular puede convertirse en una recreación placentera. Recreación significa: Re-creación. Una renovación de las energías del cuerpo y de la mente.

ENTRETENIMIENTO APROPIADO. También soy diferente de pasatiempo ocioso. En vez de llenar los momentos libres con actividades sin valor o perjudiciales, trato de que cada momento sea bien usado. Ofrezco buena lectura, música elevadora y pensamientos puros. Estimulo toda clase de aficiones y fomento intercambio social sano con compañeros cristianos.

CRISTIANISMO. Todo esto me gusta mucho. Si los jóvenes solamente aceptan nuestros planes, estoy seguro de que serán felices. Pero todavía nos queda una sorpresa. ¡Meditación!, ¿puedes venir?

MEDITACIÓN. Cuando los jóvenes permiten que el Cristianismo actúe libremente, siempre me invitan. Vengo para llenar las horas con pensamiento de Dios. Ahora, como nunca antes, la juventud, debe dedicar tiempo al estudio de la Biblia y la oración. La oración es lo que da poder en la vida y permite tener éxito al seguir las instrucciones de la Palabra de Dios. La juventud encontrará nueva paz y gozo al dedicar tiempo para mí. (El Año Viejo, de pie en la puerta, se vuelve a todos los otros personajes).

AÑO VIEJO. ¡Muy bien hecho, amigos! Habéis defendido magníficamente vuestras respectivas causas, pero ahora debemos irnos. No podemos decidir por la juventud en cuanto a la manera de usar su tiempo. Hemos hecho lo mejor que nos ha sido posible, y ahora nos corresponde irnos rápida y silenciosamente. (Todos se van mientras Año Viejo se queda en la puerta. Un solista canta un himno apropiado.) (El Joven se mueve, y al terminar el canto habla el Año Viejo.) ¡Joven, despiértate! Debes decidir cómo has de usar tu tiempo en el futuro. (Sale)

JOVEN. Debo de haber estado durmiendo. ¡Qué sueño he tenido! Me doy cuenta de cuán necio he sido; pero, con la ayuda de Dios, daré el primer lugar a las cosas más importantes. De ahora en adelante, daré al Maestro el primer lugar de mi corazón, y le permitiré que me dirija a fin de que pueda usar cada precioso momento de la mejor manera.

2 comentarios:

juan carlos castellano dijo...

me parece maravillosa la ayuda q nos brinda su pagina.de verdad me sirvio de apoyo para una actividad en mi iglesia. que el senor les bendiga y expanda cada dia su ministerio.

Anónimo dijo...

gracias por su programa es de gran ayuda, espero que el señor me dirija para vbllevarlo acabo en mi iglesia