¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Ser diferente

10 Minutos y 3 Personajes. Un payaso decide ser diferente a lo esperado en un joven de su edad. Varias pruebas pasan a lo largo de la semana pero con su determinación y la confianza en la palabra de Dios, sale victorioso. Hay un audio de la obra que puede descargarse en el siguiente link: http://www.icetarija.org/


SER DIFERENTE
Óscar J. Condori H.



PERSONAJES

RELATOR
PINPONCITO
NARRADOR


(Pinponcito entra al escenario caminando y meditando y da unas vueltas y luego el relator le llama la atención.)

RELATOR. ¡¡Oh!! ¿Quién es? ¡Hola, hola!

PINPONCITO. Hola.

RELATOR. ¡Eres un joven alegre!

PINPONCITO. Sí, soy cristiano.

RELATOR. ¡Ah, eres cristiano también!

PINPONCITO. Sí, tengo una Biblia.

RELATOR. ¡También tienes una Biblia! ¡Ah, muy bien!

PINPONCITO. Quiero contarles a los chicos mi historia.

RELATOR. ¿¿Quieres contarles tu historia a los chicos esta noche??

PINPONCITO. Sí.

RELATOR. Bien, te escuchamos.

PINPONCITO. Mi amigo lo contará.

RELATOR. ¡Ah! ¿Tu amigo nos contará?

PINPONCITO. Sí.

(Fondo musical cómico o de payasos.)

NARRADOR. Pinponcito es un joven muy alegre, asiste todos los sábados a las reuniones de jóvenes de su Iglesia, le gusta mucho cantar y también sabe orar, ¡ah! y siempre lleva su Biblia ¡qué bien! Y el sábado escuchó al predicador decir que deberíamos ser diferentes; entonces él decidió poner en práctica lo que escuchó y propuso en su corazón ser diferente a los demás.

NARRADOR. Y como un soldado muy valiente comenzó a transitar su semana, luego de unas horas fue al Internet a revisar su correo, pero de pronto se abren unas páginas que el no las abrió, pero ahí estaban esas páginas, con fotos e imágenes de chicas ¡Hum! Ya saben, entonces Pinponcito de repente se encontró en una lucha tremenda, no sabía si abrir o no esas páginas. De pronto se da cuenta de que está solo y que no hay quién le vea y decide aceptar, pero de pronto recordó que él debía SER DIFERENTE a los demás, y se pregunto – todos hacen lo mismo ¿Por qué lo haría yo? NO, NO, NO lo haré, y no lo hizo; pagó sus 0, 50 ctvs. y como un soldado victorioso y muy valiente salió de aquel infierno – digo, Internet.

NARRADOR. El martes también comenzó su día muy contento y muy alegre tanto así que llamó la atención de su compañera de curso, aquella que todos desean tenerla, ella le sonrió y Pinponcito no lo podía creer, la chica más linda del curso le sonrió y ella le invita a ir al cumple de su amiga… Pinpocito sigue sin poder creerlo, ella le invitó a salir, pero Pinpocito recuerda que ese mismo día tiene un ensayo en su iglesia, ahora no sabe qué hacer: si ir a donde ella le invitó o ir a la Iglesia. Entonces, él acepta la invitación de su amiga y decide ir, sin importarle su compromiso con el Señor, ¡¡Ahhhhh!! ¡¡Algo más!! Él recuerda que a ella le gustan los chicos con arito, entonces decide ponerse al igual que los demás chicos mundanos. ¿Mundanos? Se pregunta, eso me recuerda algo, dijo, me recuerda 1 Juan 2:15 donde dice “No améis las cosas del mundo, si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él”. De pronto exclamó: ¡Señor! ¿Qué estoy haciendo? Y recuerda su desafió, el de SER DIFERENTE, y decide cumplir con el Señor y no ser como los demás. Él está decidido a hacer LA DIFERENCIA y como un soldado muy valiente termina su día, ¡¡Ahhhhhh qué día!!

NARRADOR. El miércoles se levantó con muchas ganas de triunfar y ser un ganador y diciendo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” y ese día le invitan a jugar un partido de fútbol y por estar con muchas ganas rompió 7 veces el arco, ¡¡y no metió ni un solo gol!! Se quedó con muchas ganas y muy furioso quiso desquitarse con algo, pero no pudo, y de pronto escucha que hoy juega su equipo favorito, el Barcelona. (Efecto de sonido de un gol del Barcelona.) ¡Oh Barcelona! Ya que no metió un solo gol, se conformó con ver este partidito ¿A qué hora juega? Pregunta, a las 7:30. ¡Ah, 7:30! Y con muchas ganas se prepara para ver este partido. Ya son como las 7:10 y de pronto recuerda que hoy dirige el culto juvenil, ahora sí… ¡¡No sabe qué hacer!! Y recuerda su desafió de SER DIFERENTE Cuesta ser diferente, ¿no? Sí.

NARRADOR. “Ahora, ¿qué haré?” Se pregunta; ¿apago la tele o alzo mi cancionero? Entonces se alista y va a la reunión y como un soldado muy valiente termina su día, ¡¡Ahhhh qué día!!

NARRADOR. El jueves despierta con muchas ganas de cantar y de alabar a Dios y saca todos sus CDs que los tenía guardados y también algunos cassetts. Ese día es día de escuchar música para él, pero de pronto se encuentra con un amigo que le presta su Mp3 y se pone a escuchar esa música mundana que está tan de moda y que parece mejor que las canciones cristianas. Pero de pronto recuerda que él debía SER DIFERENTE y también se da cuenta de que esas canciones no le edifican en nada, al contrario, le hablan de tomar alcohol, de llorar por una mujer e incluso de quitarse la vida… Él recuerda ese pasaje en Santiago 4:4 que dice “¡Oh almas adulteras! ¿No saben que la amistad con el mundo es hacerse enemigo de Dios?” Entonces él se pone firme y decide poner en practica su desafió: el de SER DIFERENTE y ese día deja toda esa música, y como un soldado muy valiente termina su día, ¡¡Ahhhh qué día!!

NARRADOR. El viernes él sale a enfrentar el día con un propósito y se dice: hoy seré un ejemplo, y de pronto le pasa algo inesperado, recuerda que hoy tiene examen en el colegio y no sabe qué hacer, si hacer un chancho (Es escribir respuestas – exprésalo a tu manera).....de aquellos o ser consciente y ponerse a estudiar por lo menos algo en el tiempo que le queda… Pero él se pone a hacerse un buen chancho y se pone a escribirse bajo las mangas, en el pie, en el borrador, en el pañuelo, al final queda como un auto de carreras… (Efecto de sonido de un auto de carreras.) Solo le falta el número, bueno, en eso recuerda que hoy él decidió ser un ejemplo, y por otro lado recuerda su desafió de SER DIFERENTE, entonces se pone a borrar todo lo que había escrito y decide confiar en Dios que confiar en el chancho y se pone a orar, y recuerda ese versículo de Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” y así ese día fue un gran ejemplo para los demás y sacó una buena nota solo por confiar en Dios, y como un soldado muy valiente termina su día, ¡¡Ahhhhh qué día!!

NARRADOR. Ahora llegó el sábado y debe ir al culto juvenil es a las 19:30, y se pone muy simpaticón, se pone bastante gel para lucir ese hermoso peinado, él quiere estar en el culto de jóvenes. Luego, como un buen joven alegre que es, viene caminando y de pronto se encuentra con Katy, aquella linda compañerita de curso que todos la miran, y ella le invita a ir a un quince y que es hoy sábado y comienza a las 19:30, entonces pimponcito exclamó: ¡¡Basta ya!! ¡¡Cumpliré mi desafió!! Y seré DIFERENTE a los demás, y así pimponcito llegó invicto al culto juvenil. (Cambiar el fondo musical cómico por un sonido de triunfo “Ganador de Survivor o entrega de premios oscar”.) Muy contento como siempre y aún más porque cumplió ese reto de SER DIFERENTE.

NARRADOR. ¡¡Qué bueno, pimponcito, linda historia!! Sí, es muy bonita…

NARRADOR. Espero que todos los chicos y chicas que hoy escucharon tu historia también se desafíen a SER DIFERENTES, ¡¡Sí!! SER DIFERENTES

(Pinponcito sale del escenario contento y victorioso.)