¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Limpiador profundo

10 Minutos y 3 Personajes. Obra en mímica: La Biblia nos limpia, la Palabra de Dios es signo de santificación.

LIMPIADOR PROFUNDO



TEXTOS

Juan 15:3 "Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado."
Juan 17:17 "Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad."
Efesios 5: 25-26 "Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra"
Salmos 119: 9 "¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra."
Salmos 119:105 "Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino."

ATREZZO

2 Corazones de cartulina (Rojo y marrón)
Mancha negra de cartulina o marrón
Jabón en pan
Alcohol
Limón
Detergente
Balde con agua
Jabón en polvo de dos marcas distintas
Libro imaginario tipo manual para quitar las manchas y Biblia
Linterna o lupa


ACTORES

MIMO 1: Amigo, ayudador
MIMO 2: Con una mancha en su ropa y corazón limpio
MIMO 3: Con manchas en su corazón y ropa limpia

En el caso de tres actores se hará énfasis en las apariencias, el contraste aspecto exterior vs su corazón. Si son sólo dos actores, el mismo personaje tendrá la ropa sucia y su corazón también con manchas.



OBRA

El mimo 1 está sentado, leyendo (puede ser una Lavandería) . Viene el mimo 2 que es su amigo, se saludan. El mimo 2 le indica al mimo 1 que tiene una mancha en la camisa, y comienza a pensar cómo solucionarlo.
Va en busca de los distintos elementos (jabón, detergente, etc…) Cada tanto consulta un manual imaginario y prueba con otra cosa...
Hasta que parece encontrar la solución. El mimo 2 se saca la camisa y la entrega al mimo "lavador". Se observa allí el corazón del mimo 2, (que de acuerdo a la cantidad de actores, estará rojo o marrón). En caso de que sean 3 actores, aparece el mimo 3, con la ropa limpia, pero su corazón marrón. El mimo 1 empieza a observar el corazón marrón con una lupa, o linterna, y no sabe qué hacer... consulta el manual, pero no tiene respuesta, por las dudas, intenta hacer la prueba con los elementos para lavar la ropa. Un detalle gracioso es usar el jabón de segunda marca primero, y luego presentar el de primera marca, o viceversa. Pero se dará cuenta que no es la solución. Toma la Biblia y busca algunos versículos.

Aquí se encuentran dos opciones, hacer participar al público, indicando qué versículos leer con anterioridad o encargarse de la lectura de los textos bíblicos, la reflexión.