¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Navidad es dar

25 Minutos y 24 Personajes. Unos jóvenes encuentran el verdadero sentido de la Navidad en compartir con otros: compartir regalos y compartir las buenas nuevas de salvación.


NAVIDAD ES DAR


PERSONAJES

KEILA
PAULINITO
CARLITOS
ABIMAEL
LIZMAURA
ELÍZABETH
RAQUEL
DANY
MIRUSKA
CHELO
XIOMY
CITO
LIDIA
JOSÉ LUIS
IVETTE
PATRI
CARO
ARIANA
LADYSMARIE
TOMÁS
LILIANA
ÁNGEL
JOSÉ
MARÍA


ESCENA I

(Grupo de adolescentes camina desde atrás por el pasillo del medio.)

KEILA. ¡Qué felicidad! Hoy salí de mi último examen final. ¡Cuánto material y cuánto tuve que aprenderme…! Pero por fin, ya puedo comenzar a sentir el espíritu de la verdadera Navidad: tiempo libre de vacaciones, ir de tiendas, recibir regalos…

PAULINITO. Bueno, yo seré feliz después de mañana pues es cuando tomo mi último examen y entrego mi proyecto final de ciencias. Y en cuanto a ir de tiendas, Keila, me avisas pues tengo que completar mi lista de pedidos…

CARLITOS. Oye, ustedes siempre tan agobiados con los estudios… Yo como estudio por mi cuenta… Y definitivamente que esa es la mejor escuela, estoy libre desde la semana pasada; ya hasta se me olvidó la forma y lo que son los libros…Y estas Navidades sí que me las voy a gozar, es más, ¡ya me las estoy gozando! La lista para Santa y los Reyes la tengo preparada desde el mes pasado, desde noviembre, y aquí en mi wallet tengo una fotocopia para asegurarme que no se vayan a equivocar ni que me falte nada de todo lo que pedí…Se las voy a leer:
- Un scooter rojo, porque el azul y verde está muy usado…
- Un guante, bate y guantillas que combinen con el uniforme nuevo del equipo “Eagles”.
- Una bicicle…

ABIMAEL. Ya está bueno, chico, ¡tú siempre de lucio! Deja que te regalen lo que te vayan a regalar y luego nos los enseñas. No empieces a hacer alarde desde ahora, además, todo lo que te regalan a ti, nosotros nos lo disfrutamos, pues el Santa y los Reyes de casa, no son tan dadivosos como los tuyos pero siempre pasan y dejan su regalito, ¿viste?

KEILA. Chicos, los dejo, pues esta noche vamos a ir a cenar con los Fonalledas y tengo que ir a peinarme y hacerme las uñas y sobretodo a repasar la etiqueta y protocolo a seguir con los utensilios de la mesa. Ya saben lo estricta que es mi adorada madre con esos detallitos de clase…Y ustedes, ¿qué van a hacer?

PAULINITO. ¡Ay! Ni me lo recuerdes pues, hermanita, yo siempre confundo las copas, la que es para el agua y la del cocktail…Así que más me vale que me ponga a practicar, pues si no, mami me matará con sus miradas, muecas y ademanes cada vez que me equivoque…

LIZMAURA. Suerte con su práctica de etiqueta, yo como estoy tan emocionada con el proyecto especial de la iglesia de compartir regalos con los niños de la comunidad… Ya saben, se lo había comentado antes e incluso los había invitado a participar. No hay satisfacción más grande que cuando damos con alegría y compartimos con los que tienen necesidad. En realidad esa es la verdadera Navidad. Así que esta tarde nos vamos a reunir para clasificar los regalos que hemos reunido y ver cuántos más nos faltan.

CARLITOS. Bueno, que les vaya bien a ustedes la cena, y a ti, Lizmaura, con tu proyecto de compartir que nosotros nos vamos a jugar basket… ¡Sabrás que te voy a ganar! (Se refiere a Abimael.)

(Se dividen. Unos salen por el medio del pasillo y otros por el lado de la plataforma.)



ESCENA II


(Decorado: bnquitos en una universidad.)

PATRI. La colgá del siglo, del milenio me acabo de dar en este examen de economía… ¡Sea mi vida gris! Después que llevo amanecida todas estas noches para embotellarme la diferencia de lo que es macro y micro economía, pues juraba que esa era la pregunta de desarrollo porque yo no sé para qué la profe le dio tanto énfasis… y viene y se le ocurre preguntar sobre la relación de demanda versus - consumo... ¡Qué fastidio!

CARO. Nena, ¡a llorar pa’ maternidad! A mí no me fue tan mal, pero es que yo no lo dejo como tú todo para última hora. Era demasiado material y no sé cómo tú pretendías aprendértelo en un par de días.

LADYSMARIE. Ya está bueno de hablar de lo mismo, total el resultado si pasamos o nos colgamos como adornos de arbolito en plena Navidad, no lo podemos cambiar, así que basta de discusiones y mejor vamos a planificar dónde ir a celebrar el cierre de este semestre.

LILIANA. ¡Estoy de acuerdo contigo, manita! Nada mejor que celebremos desde ahora antes de que nos lleguen las notas, pues después resolveremos. ¿Pa’ dónde vamos? ¿Qué quieren hacer?

TOMÁS. Panitas, yo conozco un sitio ideal; los muchachos y yo jangeamos allí casi todos los fines de semana. ¡Está brutal! Ese lugar está como queso, ¿viste? Un ambiente alegre, hacemos par de chistes, nos tomamos algo pa’ refrescarnos, en fin… Dejamos que el Christmas Spirit se nos meta de los pies a la cabeza y ¡a gozar se ha dicho! ¡Celebremos que ya es Navidad!

ARIANA. ¿Saben? Yo estoy de acuerdo con ustedes: debemos ir a celebrar pero, ¿no se han puesto a pensar que aquí falta alguien? Digo, todos somos amigos de Elizabeth, ella pertenece a nuestro grupo y desde hace par de días que no la noto igual, es más, hoy hasta llegó tarde al examen que yo pensé que ya ni iba a venir.

PATRI. Es cierto, y fue la primera en entregarlo… Para mí que ni lo completó. Yo la he notado como tristona, y aunque le he preguntado qué le pasaba no me ha contado mucho…

CARO. Pero, Patri, ¿cómo pretendes que te dé detalles de lo que le está pasando si tú le preguntas como si estuvieras preparando un reportaje de televisión? “Noto tu cara algo rara, ¿te duele algo o es que tienes problemas con tus padres, hermanos o es con tu novio? Dime, ¿qué se siente estar deprimida? ¿Has rebajado, es que no estás comiendo?”

PATRI. Mi hijita, ¡qué exagerada eres! Yo no le pregunte tan seguido, por lo menos yo hacía una pausa a ver si se animaba a contestarme algo…

ARIANA. Ya está bueno, ¡ustedes dos siempre discutiendo! Lo importante aquí no es saber todos los detalles de lo que le esta pasando a Elizabeth, sino que le demostremos que somos sus verdaderos amigos, que nos importa mucho que ella pueda disfrutar de estas Navidades con alegría y que sienta nuestra genuina compañía, pues la verdadera Navidad consiste en dar y compartir con aquellos que necesitan, y si ella necesita compañía, para eso estamos sus amigos…

LADYSMARIE. Estoy 100% de acuerdo con ustedes, chicas, debemos decir presente, pues ella nos necesita.

LILIANA. ¡Ay, qué tragedia! No es que a mí no me importe Elizabeth, pero es que yo estoy más por ir a celebrar y festejar que servir una vez más de paño de lágrimas. Todos tenemos nuestros problemas, ¿quién ha dicho que esta vida todo es color de rosa? Lo que hay que hacer es no darle tanta mente a las cosas, y si el problema tiene solución se resolverá y si no, pues aprender a vivir con eso. Además, con el tiempo todo se olvida…

TOMÁS. Lo que Lili dice es verdad. Yo voy a conseguir a los demás muchachos y las espero allá, no me fallen…

PATRI. Oye, pero, ¿cómo se llama el sitio y por dónde queda?

TOMÁS. Queda en el viejo San Juan, Pier10, Lili las lleva… Nos vemos…

ARIANA. Vamos a llegarle de sorpresa a Elizabeth y así la tratamos de convencer entre todas de que nos acompañe y de que se desahogue un poco con nosotras.

TODAS. Sí, vamos, buena idea… (Salen por el medio de la iglesia.)



ESCENA III


(Decorado: Sala de hogar, cajas y bolsas de regalos.)

JOSÉ LUIS. Parece increíble, ¡cuántos regalos hemos reunido…! A la verdad que la gente de la iglesia se ha esmerado en compartir y se ha dado cuenta de que el verdadero significado de la Navidad está en dar…

IVETTE. Estoy de acuerdo contigo, con la ayuda de Dios ya tenemos un regalito para cada niño necesitado…

(Tocan a la puerta y llegan Dany, Miruska, Xiomy, Chelo.)

CITO. Yo abro, no se preocupen. Ya voy, ¿quien será? ¿Cómo están? ¡Adelante!

XIOMY. Estamos muy bien. Sobretodo contentos pues encontramos un baratillo de juguetes, que pudimos comprar más cositas por menos…

DANY. Sí, a Chelo hubo que sacarlo de aquella tienda, pues se volvió como un nene con tantos juguetes… Ni que fueran todos para él… Iba de un lado a otro y cogía uno y soltaba otro… Ya sabes cómo es él…

MIRUSKA. Oye, tú no hables mucho, que tú estabas igual que él: los dos parecían nenes jugando con todo lo que encontraban… En realidad, éstas sí que son Navidades… Es emocionante el poder compartir y de lo que tenemos dar a aquellos que no tienen nada. Sé que en el cielo hay alegría, pues Jesús eso fue lo que nos dejó como enseñanza: Al hacerlo a uno de aquellos pequeñitos, a mí lo hiciste.

CITO. Es cierto, y cuando partió en dos ocasiones los panes y los peces, lo que había bendijo, lo partió, y dio y sobró en abundancia. Jesús, que es el mayor y mejor regalo que podamos hacer en estas Navidades, nos dejó su ejemplo.

JOSÉ LUIS. Bueno, muchachos, estamos muy agradecidos por su esfuerzo y por ese espíritu navideño. Gracias por los regalos, las familias necesitadas se lo van a agradecer en gran manera.

DANY. Sólo vinimos a entregarles esto así que ya nos vamos.

CHELO. Cuídense y nos dejan saber si necesitan ayuda

(Miruska y Xiomy afirman.)

MIRUSKA. Sí, nos dejan saber en lo que podamos ayudar…

(Se van.)

LIDIA. Yo creo que debemos ir acomodando estas bolsas y estos regalos con los demás. Además debemos incluirlos en la lista para así llevar cuenta de cuántos en total tenemos.

IVETTE. Buena idea, muchachos, ¿nos ayudan?

(Salen con los regalos para la parte de atrás.)



ESCENA IV


(Decorado: Sala de hogar.)

(Los personajes entran con bolsas de regalos en las manos.)

RAQUEL. Keilita, déjame verte las uñas. La muchacha del Beauty, Marisol, llamó que salía para acá así que en 15 minutos va a estar llegando para peinarnos y hacernos las uñas. Debemos ir repasando los detalles de etiqueta y protocolo en la mesa, pues los de saludar y sonreír ya ustedes lo dominan muy bien. Keila, recuerda que la servilleta es lo primero que desdoblas al sentarte incluso antes de tomar la copa del agua. Paulinito, el tenedor más pequeño es para la ensalada y está a tu mano izquierda. La cucharita del postre siempre te la ponen al frente del plato. Niños, ¿me están prestando atención? Los veo un poco pensativos o distraídos, ¿qué les pasa?

KEILA. Mami, es que en realidad tantos compromisos y tantas cenas con la gente de sociedad, que las palabras de mi amiga Lizmaura me están haciendo reflexionar… ¿Cuál debe ser el verdadero espíritu de la Navidad? Tanta formalidad y como quiera de esas fiestas y cenas uno sale con el estómago lleno pero el alma vacía…

PAULINITO. Yo pienso igual… En esas cenas tenemos que conservar la postura correcta, no hacer chistes ni ademanes de más… Hay que mostrarse interesado sobre los temas superficiales que se hablan… Me pregunto cómo se sentirá compartir con otros niños en un ambiente más relax y sin tantas reglas y protocolos, simplemente jugando o haciendo chistes y podernos reír a carcajadas…

RAQUEL. ¿Qué están diciendo? Año tras año es nuestra costumbre el participar de estas cenas, es un privilegio para las familias que nos invitan que nosotros asistamos… Ustedes han estado siempre dispuestos a asistir… Es un compromiso con la sociedad y ese es en parte el precio de ser niños con cierta clase… No entiendo a qué viene o de dónde surgen sus comentarios…

KEILA. Es que desde hace unos días y sobretodo hoy estuve hablando con Lizmaura y ella me ha estado invitando e insistiendo a que participe de un proyecto especial que tiene su iglesia. Ella me asegura que el verdadero espíritu de Navidad va mas allá de las cenas pomposas, que los trajes y accesorios de última moda, que las joyas más costosas y que el recibir todos los regalos que se me antoje… Me habla de Jesús, que siendo Rey de Reyes, nació en un humilde pesebre rodeado de animales y aunque lo visitaron reyes que le llevaron mirra, incienso y oro, también recibió el regalo de la presencia de pastores…

(Se congela la escena en la plataforma y entran por el medio los pastores PAULINO, ÁNGEL NIEVES, JOSELITO Y ORLANDO BEZARES. Comentan de lo glorioso y majestuoso de aquella noche cuando los ángeles se les aparecieron y los guiaron hasta el pesebre donde encontraron al niño envuelto en panales en un humilde pesebre y ellos le ofrecieron su compañía dando Gloria a las alturas y en la tierra pa. Cuando terminan su parte salen por el medio de l pasillo y toma acción la plataforma.)

PAULINITO. Mami, te pedimos que por esta vez nos des permiso y nos excuses de la cena de esta noche y nos dejes participar con nuestros amigos de ese proyecto especial de compartir con familias necesitadas que recibirán nuestros regalos sin poder reciprocarnos… Sé que las sonrisas en sus rostros significarán más que mil palabras. Yo quiero que ese sea mi regalo: ver sus caras rebosantes de felicidad.

KEILA. Mami, déjanos sentir el verdadero espíritu navideño: el de dar y compartir a Jesús, que es el mayor regalo. Y además, las cosas que me compraste hoy las voy a llevar para allá y sé que el gozo de ver a otros abriendo esos regalos con esa expresión de sorpresa y agradecimiento llenará mi ser; esa experiencia será lo más valioso de esta Navidad, el poder compartir con los demás…

RAQUEL. Bueno, si eso es lo que ustedes quieren… a la verdad que al escucharlos me han hecho reflexionar y estoy de acuerdo, ¡qué lindo es el poder compartir y dar sin esperar nada a cambio…! Eso fue lo que nos enseñó Jesús. ¡Vayan y que Dios los bendiga!



ESCENA V


(Decorado: sala de hogar.)

(Elizabeth está leyendo recostada con desgano en un sillón y tocan a la puerta. Sin querer se levanta y va a abrir la puerta.)

TODAS. ¿Cómo estás? Te echamos de menos… Nos hace falta hablar contigo y por eso hemos venido…

ELIZABETH. Pues estoy más o menos bien. Les agradezco su visita. A la verdad es que desde hace meses vengo confrontando unos cuantos problemas y aunque en el grupo había tratado de disimular para que ustedes no se dieran cuenta… Pero desde la semana pasada ya no aguanto más y dejé de actuar…

PATRI. Sí que eres tremenda actriz pues hasta ayer no nos habíamos enterado de que te sucedía algo… Hoy pensamos que no ibas a tomar el examen…

CARO. Si hasta nos extrañó que llegaras tan tarde y fuera la primera en entregarlo, ¿qué te pasa?

ARIANA. Somos tus amigas y nos interesa tu bienestar… Perdona si quizás no nos habíamos dado cuenta por estar pendiente de cosas triviales. Sabes que puedes contar con nosotras, así que en lo que te podamos ayudar…

LADYSMARIE. Todas en alguna que otra ocasión nos hemos sentido medio down o depre, así que te vamos a entender y como siempre sabemos guardar secretos.

LILIANA. Claro que para darte un poco más de ánimo te invitamos a que vengas con nosotras a celebrar el cierre de semestre y la llegada de la Navidad en el viejo San Juan, ¿qué dices, nos acompañas?

ELIZABETH. Gracias, amigas, la verdad es que al verlas aquí, que hayan venido hasta mi casa demuestran que en realidad son muy sinceras y verdaderas, gracias por su compañía… En estos días he tenido unas cuantas situaciones y diferencias con mis padres y con mi novio, sin embargo lo he puesto todo en las manos de Dios y confío que Él obrará… Antes de que llegaran estaba leyendo sobre la noche en que Jesús nació, que José y María estaban solos en un establo, el único lugar donde consiguieron alojamiento acompañados de animales sin que nadie se percatara que aquel era el Salvador del mundo, solos en una ciudad repleta de gente tan llena que no había posada y tan vacía pues estaban todos envueltos en cosas triviales dejando pasar por alto lo más importante: el nacimiento del Mesías.

(Se congela la escena en la plataforma y aparece el ángel en el bautisterio. Se enciende el spot Light.)

(El ángel comenta sobre cómo aunque José y María estaban aparentemente solos en el establo, estaban rodeados por ángeles, que la estrella de Belén era un grupo de ángeles que la formaban y fue la que guió a los pastores hasta el pesebre…Cuanto regocijo había en el cielo, allí el nacimiento del Mesías no había pasado por alto, al contrario, se celebraba con jubilo su llegada, llegada de salvación a esta tierra… Recordemos que muchas veces nos podemos sentir solos u olvidados, pero hay alguien que siempre está a nuestro lado, velando nuestras pisadas, guiándonos por el camino correcto y quien siempre está dispuesto a brindarnos salvación, ese es Jesús.)

(Cuando termina su parte espera que se apague el sporlight y sale.)

ELIZABETH. Quisiera que en vez de ir a celebrar al viejo San Juan me acompañaran a la actividad especial que coordina la iglesia de compartir regalos con familias necesitadas. Piensen cuántas bendiciones han recibido durante este año y lo agradecidas que debemos de estar porque Jesús nos ha cuidado, nos regala la vida, nos brinda la oportunidad de estudiar, de tener familia y amistades, tenemos que comer, que vestir donde vivir y muchas otras cosas más… Será bien lindo el poder pasar un rato con aquellos que tienen necesidad no de las cosas materiales nada más sino de conocer de Jesús y ser nosotros quienes le llevemos algunos presentes y el regalo mayor a Cristo Jesús.

ARIANA. (Junto con Caro y Ladysmarie.) Creo que es muy buena idea, nosotras te acompañamos. ¡Sabemos que será una linda experiencia! ¡Hará de estas Navidades, algo diferente!

LILIANA. Bueno, a mi me gustaría ir pero yo no puedo dejar solo a Tomas y quedarle mal a los muchachos, así que yo me voy pa’l viejo San Juan…

PATRI. Yo te acompaño Lili, de todas formas quizás podemos ir a los dos sitios, cualquier cosa que nos decidamos las llamamos por el Celu’.

(Salen todas. Elizabeth con bolsas de regalos.)



ESCENA VI

(Decorado: Sala de hogar.)

(Están todos los personajes de las Escenas I y II.)

JOSÉ LUIS. Estamos listos, muchachos, ya las calles están repartidas, creo que estamos claro en cuanto a lo que debemos decir, además de entregar el regalo recordemos que lo más importante es que compartamos y hablemos de Jesús, ¡quien es nuestro mayor regalo!

(Tocan a la puerta.)

CITO. ¿Quién será ahora? Ya no esperamos a nadie más…

KEILA. (Con Paulinito.) Somos amigos de Lizmaura y queremos unirnos a ustedes en esta actividad especial: aquí están nuestros regalos.

(Llega el grupo de Elizabeth y sus amigas.)

ELIZABETH. ¡Qué bueno que todavía no se han ido! Mis compañeras y yo queremos compartir estos presentes y a nuestro amigo Jesús con todos aquellos que lo necesiten.

CITO. Adelante, han llegado a muy buena hora pues estábamos a punto de salir. ¡Qué bueno que se han decidido a participar, pues no hay mayor bendición que la de poder dar sin esperar recibir y no hay verdadera Navidad si no se sabe compartir!

(Se congela la escena en la plataforma y aparecen José y María en el bautisterio. Se enciende el spotlight y esperan hasta el final del programa.)

JOSÉ LUIS. Ya estamos listos, ¡qué buen grupo tenemos! ¡Con gozo vayamos por la comunidad a compartir las buenas de salvación!

(Con música de fondo, salen todos con las bolsas de regalos por el medio de la iglesia, tarareando cánticos de Navidad.)

Que como María digamos: “he aquí tu sierva” para que seamos instrumentos del Señor en sus manos en esta Navidad, en todo el año y siempre. El mayor y mejor regalo es hablar y vivir para Jesús, quien vino a Salvarnos. Compartamos a viva voz las buenas de salvación que hace muchos años en Belén nació ese Salvador que es Cristo el Señor y que solo espera que le abramos nuestro corazón para nacer y vivir allí con nosotros por siempre. ¿Quieres tú en esta noche aceptar a Emanuel-Dios con nosotros, en tu vida y así aceptar tu regalo de vida eterna?