¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Hablando de modales

7 Minutos y 2 Personajes. Patito y cangrejo discuten porque se acusan mutuamente de ser marionetas y cuando descubren que ambos son marionetas se piden perdón y se reconcilian.


HABLANDO DE MODALES

Lisa Mladinich Translated by María M. Rivera
http://www.catholicmom.com




PERSONAJES

PATITO
CANGREJO


PATITO. Cuá, Cuá.

CANGREJO. Sí, hola.

PATITO. Hola, cuá.

CANGREJO. ¿Cómo estás hoy?

PATITO. Bien, cuá. ¿Y tú?

CANGREJO. Pues muy bien, gracias.

PATITO. Cuá. Tú sí que tienes buenos modales.

CANGREJO. ¡Pues muchas gracias!

PATITO. De nada.

CANGREJO. Practico mis buenos modales todos los días.

PATITO. Qué bien.

CANGREJO. Creo que los buenos modales hacen del mundo un mejor lugar (golpea al patito.)

PATITO. Ay, cuá. Accidentalmente me golpeaste, cuá.

CANGREJO. Lo siento muchísimo. No quería golpearte. Por favor, perdóname.

PATITO. No te preocupes. Ese golpe no me dolió.

CANGREJO. A, pues me alegro. Oye, tú eres una marioneta muy simpática.

PATITO. Cuá. (Mira alrededor.) ¿Quién, yo? ¿Qué quieres decir?

CANGREJO. Quiero decir que tú eres muy simpático. Eres una marioneta simpática.

PATITO. Cuá. Yo no soy una marioneta. Soy un patito de verdad. ¿Ves? Cuá, cuá. Así es que hablan los patitos de verdad. Pero tu sí eres marioneta. Cuá.

CANGREJO. ¿Yo? Yo no soy una marioneta. Soy un cangrejo de verdad. ¿Ves? Los cangrejos caminan de lado, así (mostrando con la pinza). Tú eres la marioneta.

PATITO. ¡No TÚ lo eres!

CANGREJO. ¡No TÚ lo eres!

PATITO. No TÚ… (Se da cuenta del que maneja la marioneta y mira, entonces mira de cerca al cangrejo y planea…) Oye, ven acá. Mira para allá por un segundito. ¿Ves, ves esa persona detrás de nosotros?

CANGREJO. (El cangrejo mira y luego mira al patito aterrorizado.) Yo no sé (mira otra vez.) Pero cada vez que nosotros decimos algo SUS LABIOS SE MUEVEN.

PATITO. (Los dos se asustan y tiemblan.) Vamos a darle el ojo negro.

CANGREJO. Sí. A las tres. Uno, dos, tres. (Se voltean. El/la que maneja las marionetas mira a otro lado y silba, como si nada. Ellos se voltean.)

PATITO. ¿Y eso? ¿Viste eso? Está actuando como si nada. Vamos a tratarlo otra vez. Una, dos, tres. (Se voltean otra vez, el/la de las marionetas mira a otro lado, la misma rutina.)

CANGREJO. Oye, eso está que da miedo.

PATITO. Sí. Me hace sentir como marioneta, ¿no crees?

CANGREJO. Bien que sí. (Se marchitan.)

PATITO. Qué cosa, cuá.

CANGREJO. Sí, que cosa. (Camina de lado.) Oye, lo siento por lo que te estaba diciendo de que eras marioneta.

PATITO. Yo también lo siento, cuá, cuá.

CANGREJO. Yo te perdono.

PATITO. Yo también te perdono.

CANGREJO. Tú eres un buen amigo. No me importa si eres marioneta.

PATITO. A mí tampoco. ¿Qué piensas que debemos hacer ahora? Cuá.

CANGREJO. ¡Vamos actuar algunas historias de la Biblia!

PATITO. ¡Oye! Cuá, que gran idea. ¡Vamos!

CANGREJO. ¡Tú primero!

PATITO. ¡Muchas gracias!

CANGREJO. ¡De nada!, por supuesto. (Se van.)

PATITO. Cuá, cuá, cuá…

FIN