¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

La Biblia victoriosa

7 Minutos y 8 Personajes. Varias personas están agobiadas por los problemas de la vida. Preocupación intenta apartarlos de la solución que pueden encontrar en la Biblia.


LA BIBLIA VICTORIOSA




PERSONAJES

RELATOR
CRISTIANO
PREOCUPACIÓN
BIBLIA
CRISTIANA
AMIGO 1
AMIGO 2
AMIGO 3

(La acción ocurre en la plataforma central, en la que sólo habrá una silla en el centro. La persona que hace el papel de Biblia, lleva una cinta con la palabra Biblia, del mismo modo, Preocupación. )

RELATOR. Vamos a visitar a Don Cristiano. Sus experiencias representan algo que le pasa a cada persona que trata de servir a Dios.

(Entra Cristiano. Preocupación, se queda cerca de él. )

CRISTIANO. ¡Ay! ¡Cuántos problemas tengo! He tenido tantas dificultades últimamente. Mi esposa se encuentra enferma, mis niños tienen problemas en la escuela, mi patrón me regaña mucho por no prestar la debida atención en mi trabajo. Mis deudas aumentan cada día más. ¿Qué haré?

PREOCUPACIÓN. ¿No te dije que no podías confiar en las palabras dulces del pastor y de tus amigos de la iglesia? Te engañan.

(Entra la Biblia y se coloca al lado del Cristiano.)

BIBLIA. ¡Espérate, ten ánimo! Yo contengo las promesas fieles de Dios, tales como esta en Romanos 8: 28: “Sabemos que Dios dispone todas las cosas, para el bien de los que le aman”.

PREOCUPACIÓN. ¡Mentira! No le hagas caso a ese libro de cuentos.

BIBLIA. Filipenses 4: 19 dice: “Mi Dios les dará todo lo que os falte, de acuerdo con las gloriosas riquezas que le tiene en Cristo Jesús”.

PREOCUPACIÓN. ¡No es cierto!

BIBLIA. Dios lo ha dicho en Hebreos 13: 5 “Nunca te dejaré ni te abandonaré “. Así que, podemos decir con confianza, “El Señor es el que me ayuda no temeré lo que me pueda hacer ningún hombre “.

PREOCUPACIÓN. ¡No es cierto! Dios no lo hará.

BIBLIA. En 1ª de Pedro 5: 7 dice: “Dejen todas sus preocupaciónes a Dios, porque Él se preocupa de ustedes”.

PREOCUPACIÓN. Otro engaño. Olvídate de esas falsas palabras.

BIBLIA. Filipenses 4: 13 dice: “Puedo hacer frente a todo pues es Cristo el que me da fuerzas”.

PREOCUPACIÓN. Mentirosa, no le creas.

BIBLIA. Jesús dice en Mateo 6: 25 al 30: “No se preocupen por lo que van a comer o beber para vivir, ni la ropa que han de ponerse, ustedes tienen un padre Celestial que ya sabe que ustedes necesitan todo esto”.

PREOCUPACIÓN. (Furiosa grita.) ¡Mentira! La Biblia miente.

CRISTIANO. ¡Basta ya! ¡Cállate engañador! Ya veo que la preocupación es un pecado para el creyente. Muestra la falta de confianza en la fidelidad de Dios. La preocupación acusa a Dios de ser mentiroso. Le es un insulto. Es hipocresía para un creyente profesar que tiene fe en Dios mientras sigue dudando de sus palabras. Confiaré en mi Señor, Dios Todopoderoso. Márchate tú, no te escucharé más.

PREOCUPACIÓN. Está bien, creyente tonto. Me voy, pero encontraré otra víctima enseguida.

(Todos salen.)

RELATOR. Es cierto: la malévola preocupación encuentra fácilmente a sus víctimas, más aún entre los cristianos. Miren aquí viene de nuevo.

(Entra Cristiana, y preocupación por otro lado. Lleva una funda llena de enfermedades como: Ulceras, alta presión, mareo, dolor de cabeza. Ve a Cristiana, y...)

PREOCUPACIÓN. ¡Ah amiga! Te encuentro con tantos problemas. Mira, te he traído unos regalos para mostrarte preocupada. (Pega en Cristiana los papeles.)

CRISTIANA. ¡Ay de mí! Ay... Ay...

PREOCUPACIÓN. Me alegra ver cómo te portas en estas dificultades. Me gusta verte fruncir las cejas y retorcerte las manos así. Seguramente todo irá de mal en peor. Será mejor que te quedes desvelada toda la noche. Mira, te voy a dar otros regalitos. (Pega 4 carteles más.)

(Entran los 3 amigos.)

AMIGO 1. ¡Vaya, amiga! ¿Qué le pasa?

CRISTIANA. Las preocupaciones me matan.

AMIGO 1. ¿No sabes que la preocupación es pecado porque le hace daño al cuerpo? La Biblia dice en 1ª Corintios 3: 16: “¿No saben ustedes son templo del Espíritu de Dios y que moran en ustedes? Si alguno destruye el templo Dios lo destruirá a él”. La preocupación, debilita y a veces destruye el templo de Dios que es tu propio cuerpo.

AMIGO 2. Nadie puede orar con fe y preocuparse a la vez. Leemos en Isaías 26: 3: “Dios guardará en completa paz, a aquellos que en Él persevera porque en Él ha confiado”.

AMIGO 3. La preocupación, es un pecado porque daña nuestro testimonio cristiano, el Señor Jesús nos manda en Mateo 5: 16: “Hagan que su luz brillen delante de la gente, para que al ver el bien que hacen ellos alaben al Padre de ustedes que está en los cielos”.

CRISTIANA. Sí, ahora entiendo. Cuándo le demuestro al mundo que no confío en Dios, no doy un buen testimonio. Pero entonces, ¿cuál es la solución de todo esto?

AMIGO 1. La palabra de Dios. Leamos en Filipenses 4: 6-7: “No se aflijan por nada, sino díganle siempre todo a Dios en oración. Pídanle y denle gracias también. Entonces Dios le dará su paz que es más grande”. Cristo nos dice en Mateo 6: “El Padre ya sabe lo que ustedes necesitan antes que ustedes se lo pidan... Busquen primeramente el reino de Dios y la vida recta, que a Él le agrada y recibirán también todas estas cosas, no se preocupen por el mañana.

AMIGO 2. Este es el secreto: “Alabar a Dios con gratitud, y orar a Dios con fe. Eso trae la paz y tranquilidad al alma”.

CRISTIANA. Gracias, mis hermanos, haré lo que Dios manda. (Al decir arranca los papeles y los tira.) Oraré, que Dios me perdone por preocuparme y dar un mal testimonio al mundo... Que él me dé victoria sobre mi falta de fe en él, y sus promesas. Le pediré la gracia y la fe para depositar en Él todas mis cuitas y problemas. Gracias a Dios, ya me siento mejor, vamos juntos a la iglesia para dar gracias a Dios... (Salen.)

PREOCUPACIÓN. ¡Chitas! Vencida otra vez, por la palabra de Dios y la fe Cristiana. ¡Qué mala suerte! (Recoge los papeles y sale.)

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy bueno el drama lo utilizare en la iglesia... felicidades...