¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Adiós al desánimo

22 Minutos y 14 Personajes + Extras. Un ejemplo de perseverancia. Unos jóvenes se sienten desánimados porque creen que son culpables de que otros jóvenes no asistan a la iglesia. Encuentran en la palabra de Dios motivos para seguir predicando el evangelio y traer nuevas almas a su redil.

ADIÓS AL DESÁNIMO


PERSONAJES

CHAMUQUILLO
CHAMUMALITO
MALVADO
FABIOLA
RUT
BRENDA
DANIEL
PEDRO
CARLOS
MAMÁ
CAROL
JOVEN
PASTOR
NARRADOR


ESCENA I: LOS DEMONIOS PLATICANDO EN LA CALLE

CHAMUQUILLO. Carlos se arrepintió de su robo y está preparado a hacer todo lo necesario para regresar todo el dinero. ¡Qué horrible! Ya está aprendiendo que toda su justicia viene de Cristo y por esto puede pedir perdón y seguir adelante sin sentirse inútil por algunas semanas. Tal vez la próxima vez que peque se arrepentirá al mismo momento que se da cuenta de su pecado y no perderá tiempo. Los Cristianos que aprenden esto son pesadillas para nosotros.

CHAMUMALITO. Y este Pedro puede crecer y ser un buen líder cristiano. Es muy tenaz y muy diligente, estos tipos son los más difíciles de tumbar.

CHAMUQUILLO. ¿Y qué podemos decir a Malvado?

CHAMUMALITO. Tal vez podamos tomar el crédito para Claudia.

CHAMUQUILLO. Malvado es demasiado astuto para esto.

CHAMUMALITO. Pero, ¿qué plan podemos presentar a Malvado?

CHAMUQUILLO. Tal vez podemos lograr que los jóvenes se interesen en el ocultismo.

CHAMUMALITO. Lo dudo. Saben demasiado de la Biblia.

(Entra Malvado.)

MALVADO. Ustedes están dándome reportes pésimos. No pueden hacer ninguna tarea bien. Ni voy a decirles que tan ineptos son. No hay palabras para expresar mi menosprecio y desesperación. Ustedes me causan dolores de cabeza y regaños muy feos de mi jefe.

CHAMUQUILLO. Es porque todos tenemos una misión imposible y en el fin del mundo perderemos todo. Mejor disfrutamos lo poquito que podamos en esta miserable vida. Menos mal que será nuestro futuro.

MALVADO. (Gritando.) Nunca quiero oír este tipo de razonamiento. ¡Nunca! ¡Venganza! ¡Venganza! Vivimos para vengarnos. ¿Dónde está tu espíritu de pleito, de enojo, de furor? ¿Vas a aceptar tu destino sin vengarte de Dios destruyendo a los humanos que Él ama tanto? ¿Qué plan tienes para derrotar al grupo de jóvenes?

CHAMUQUILLO. Tal vez podamos involucrarlos en el ocultismo.

MALVADO. ¡Insensato! ¡Sin cerebro! ¿Piensas qué los jóvenes con tanta enseñanza bíblica de pronto caerán en el ocultismo? Esto es ridículo.

CHAMUMALITO. Chamuquillo, te lo dije.

CHAMUQUILLO. Y si eres tan inteligente, ¿qué plan propones tú?

CHAMUMALITO. Ya que Claudia está embarazada, tal vez podemos ayudar en la producción de más bebes.

MALVADO. Necesitamos una estrategia más sutil. Todas las chicas están asustadas y tienen más determinación que nunca para vivir en pureza. Pero nosotros sabemos que Claudia siempre fue hipócrita y solamente vino al grupo de jóvenes para conseguir novio. Y no tuvo éxito, y esto por culpa de ustedes. Ella fue a la peor discoteca de la ciudad, que para nosotros es la mejor, obviamente. Pero si ellos pueden sentirse culpables y desanimados por todo lo que sucedió, será excelente. También Noé fue a la reunión y no le gustó. Este mes la asistencia ha bajado, porque se sienten tristes e inseguros en darse cuenta de que el Líder de Jóvenes va a otra ciudad y no saben quien tomará el lugar, tienen una gran oportunidad de desanimarlos. Y esta vez espero un buen reporte.

CHAMUMALITO. Desánimo es la estrategia.

CHAMUQUILLO. ¡Al ataque!


ESCENA II: LOS JÓVENES PLATICANDO DESPUÉS DE LA REUNIÓN.

FABIOLA. Rut, ¿cómo estás?

RUT. Pues medio triste al oír las noticias acerca de Claudia. No puedo creer que esto le haya pasado a una muchacha de nuestro grupo especialmente después de que todos hicimos el compromiso de guardar el sexo para el matrimonio.

CHAMUQUILLO. (A Fabiola en voz baja.) Es tu culpa que Claudia cayera en pecado. Recuerda la noche cuando estuviste demasiado cansada para llamarla e invitarla a la clase de discipulado.

FABIOLA. Tal vez no hice todo lo que pude para ayudarla en su vida espiritual.

CHAMUMALITO. (A Rut en voz baja.) Rut, no le platicaste acerca del peligro de usar ropa provocativa. Esto era tu responsabilidad.

RUT. Tal vez fui yo la que falló.

(Se acercan Daniel, Pedro y Carlos.)

BRENDA. Quizás nuestras reuniones deben ser más dinámicas. Cuando Noé asistió me dijo que no le gustó y que no quería regresar.

CHAMUMALITO. (A Pedro en voz baja.) Pedro, es tu culpa porque no fuiste a visitar a Noé.

PEDRO. Pienso que hablamos demasiado con nuestros propios amigos y no charlamos con los nuevos. La noche que vino Noé tenía un fuerte dolor de cabeza y regresé a mi casa sin saludar a nadie.

CHAMUQUILLO. (A Daniel en voz baja.) Daniel, es tu culpa porque no fuiste a visitar a Noé.

DANIEL. El lunes después de que vino Noé, mi abuelita murió y no lo fui a visitar. Y después se me olvido.

CARLOS. ¿Qué está pasando con nosotros? Cuando Rodolfo ya no sea nuestro Líder de Jóvenes, ¿qué haremos?

RUT. Rodolfo ha sido muy buen líder. No quiero pensar qué sucederá el mes próximo, cuando él no esté con nosotros.

PEDRO. Benjamín dijo que dejaría de venir si hay otro líder.

FABIOLA. Pero esto es una mala actitud.

BRENDA. Pues, entonces yo también estoy contaminada. He oído que el Pastor pondrá a Arturo y Esmeralda como nuestros líderes. Si ellos son los líderes, no voy a asistir.

DANIEL. Sin Rodolfo no va a ser fácil, pero podemos ser leales y seguir adelante. El grupo de jóvenes existe para honrar a Cristo, no importa quien sea el líder.

CHAMUMALITO. (A Rut en voz baja.) Daniel siempre aparenta ser optimista, pero nunca afronta la realidad. Debes llamarle la atención.

RUT. Daniel, nunca ves la realidad. Estamos viviendo una situación sumamente difícil y actúas como si nada. Debes admitirlo en vez de estar tan positivo.

CHAMUQUILLO. (A Fabiola en voz baja.) Hay que defender a Daniel.

FABIOLA. Es que Daniel ve las cosas con fe, sabiendo que con Dios no hay imposibles. La razón por la que esto te parece raro a ti es porque eres una cristiana inmadura.

RUT. Tengo más años como cristiana que tú, además yo terminé primero el curso del Instituto Bíblico por auto aprendizaje.

PEDRO. Esto no ayudará en nada. Vamos todos a comer. Así nos olvidamos de los problemas. Tengo mucha hambre y con el estómago lleno me sentiré mejor. Dios provee la posibilidad de comer y tomar refrescos y convivir para tiempos así.

BRENDA. Cierto. "Y Dios creó la coca cola y vio que era buena" Génesis 1:75.

(Todos se ríen.)


ESCENA III: ESTUDIO BÍBLICO CON DANIEL, CARLOS, PEDRO E IVÁN

DANIEL. Vamos a leer varias citas bíblicas. Por favor encuentren los dos versículos que voy a asignarles para que puedan leerlos después. Pedro; Hebreos 10:35 al 38 y I Juan 4:4. Carlos: II Timoteo 4:2 y I Juan 5:4 e Iván, Romanos 8:37 y Hechos 14:19.21. (Todos encuentran las citas dejando sus biblias abiertas a la primera cita y dejando el marcador en la segunda.) Pedro, por favor lee Hebreos 10:35-38.

PEDRO. "No perdáis pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón. Porque os es necesario la paciencia para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa... más el justo vivirá por fe, y si retrocediera, no agradará a mi alma" ¡Vaya! Pienso que esto esta escrito para nuestro grupo de jóvenes.

DANIEL. Carlos, ahora lee II Timoteo 4:2.

CARLOS. Con gusto "Que prediques la palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo, redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina". No importa qué suceda, debemos continuar evangelizando.

Nota: Leyendo los versículos con las omisiones marcadas, pueden hacer el drama más dinámico porque no es posible leerlos todos sin que aburran al público. Los actores deben tener papelitos en sus Biblias para leer los versículos, sin perder tiempo en buscarlos en ese momento.

DANIEL. Iván, por favor Romanos 8:37

IVÁN. "Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó", pero no me siento como más que vencedor.

DANIEL. Hay que aceptar que la Palabra de Dios es la verdad, no importa como nos sentimos. Cuando tenía bronquitis, no me sentía como humano, y menos como cristiano pero mis sentimientos no cambiaron la verdad. Pedro, lee por favor I Juan 5:4.

CARLOS. "Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo, y ésta es la victoria que ha vencido al mundo nuestra fe".

DANIEL. Así como la naturaleza del pez es nadar, es natural que los que son nacidos de nuevo venzan al mundo. Si nos sentimos vencidos, es porque el diablo ha robado algo de nosotros, usualmente es nuestra fe. Debemos tener la actitud de Pablo, el apóstol. Iván, ahora puedes leer Hechos 14:19,21

IVÁN. "Y habiendo apedreado a Pablo, le arrastraron fuera de la ciudad, pensando que estaba muerto. Pero rodeándole los discípulos, se levantó y entró en la ciudad, y al día siguiente salió con Bernabé para Derbe, y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra”.

DANIEL. ¿Qué tienen en común estos pasajes de la Biblia?

PEDRO. Qué no hay derrota para los cristianos porque siempre tienen disponible el poder de Dios que es sin límite.

IVÁN. En la peor situación, es cuando más debemos trabajar para el Señor.

CARLOS. Por esto debemos organizar a los jóvenes para evangelizar más que nunca.

DANIEL. Todo el libro de Hechos tiene este tema. Pablo sale de la cárcel para predicar más. En la cárcel de Roma él predicó a todos en el servicio de César y escribió cartas a las Iglesias, algunas están en la Biblia de hoy. Cuando perdió obreros, él siguió predicando. ¿Por qué no nos proponemos evangelizar a los adolescentes enfrente de la discoteca en las reuniones?

(Todos dicen que es buena idea y que pueden contar con ellos.)

DANIEL. ¡Qué bueno! Invitaremos a todos a una velada de oración en mi casa este viernes para prepararnos para evangelizar.


ESCENA IV: JUNTA DE EMERGENCIA DE DEMONIOS

MALVADO. ¡Qué reporte tan horrible! Por esto hay una junta de emergencia. ¡Cómo odio los estudios bíblicos! Durante el estudio, ¿qué pensamientos pusieron en sus mentes para contradecir la Palabra de Dios?

CHAMUQUILLO. Lo normal.

MALVADO. Pues, si es cierto, ¿a qué horas empezó el estudio?

CHAMUMALITO. Pues a las 12 del mediodía.

MALVADO. Mi espía me dio la noticia de que no fueron. El estudio empezó a las once. ¿Cómo es posible? Este es su trabajo y no asistieron al estudio bíblico.

CHAMUQUILLO. Pero también oran y tanta oración me da ataques de alergia.

CHAMUMALITO. Y los versículos bíblicos causan que sangre mí ulcera.

MALVADO. No quiero pretextos. No importa qué tengan que hacer, hay que parar la reunión de oración y el evento de evangelismo.

CHAMUQUILLO. Tú sabes que si ellos realmente dependen del poder de Dios, no podemos parar nada.

CHAMUMALITO. Siempre esperas de nosotros lo imposible. No es justo.

MALVADO. Una palabra más y les castigo.

AMBOS. ¡No, no! Por favor.

CHAMUMALITO. Haremos todo lo que podamos, todo.

CHAMUQUILLO. ¡Al ataque!


ESCENA V: EN CASA DE DANIEL LA NOCHE DE LA VELADA, MAMA, DANIEL Y FABIOLA ESTÁN EN LA SALA.

MAMÁ. Voy a la recamara a leer. Estoy tan contenta de que los jóvenes vayan a orar aquí. Daniel, si nos necesitan, tu papá y yo estaremos en la habitación. Buenas noches.

FABIOLA. Ojala tengamos buena asistencia en la velada. Es más bonita tenerla en una casa, si solamente mis padres fueran cristianos y me permitieran hacer cosas así.

DANIEL. Algún día...

(Tocan a la puerta y entran Rut, Brenda, Carol, Pedro, Carlos e Iván. Todos se saludan.)

DANIEL. Vamos a empezar de inmediato a orar.

(Se va la luz.)

BRENDA. ¿Qué pasó con la luz?

(Entra Chamuquillo con un cuchillo o tijeras inmensas en silencio y con una sonrisa diabólica.)

IVÁN. Mira, hay luz en toda la calle, menos en tu casa.

DANIEL. Ni modo. Vamos a tener una velada autentica de velas.

PEDRO. ¿Y el pastel?

(Daniel trae dos velas y los fósforos para encenderlas.)

DANIEL. Empezaremos, quisiera leer...

(Empieza música de rock con volumen fortísimo y toca a la puerta el vecino joven.)

DANIEL. Adelante Chilo.

JOVEN. ¿Podrían mover el carro de enfrente? Vamos a tener una fiesta aquí.

(Pasa Chamumalito riéndose. Tocan a la puerta los tíos.)

DANIEL. Adelante, bienvenidos. Tía, ¿cómo estás? Tío, ¿cuándo llegaron a la ciudad?
(Llamando.) Mamá, vinieron a visitarnos tío Alberto y tía Alma.

(Entra mamá corriendo.)

MAMÁ. Disculpa que no haya luz, y por tanto ruido, pero los vecinos están de fiesta. Pasen a la cocina a tomar una taza de café.

FABIOLA. Llamaré al Pastor. Pienso que podemos usar la Iglesia. Pedro, ¿puedes quitar tu carro de enfrente de la casa de los vecinos y llevarnos a la Iglesia?

PEDRO. Si, por supuesto. (Sale Pedro. Daniel marca el teléfono.)

DANIEL. Bueno, Pastor, ¡Qué feliz estoy de que esté en su oficina! No podemos tener nuestra velada de oración en mi casa, ¿Podemos usar la Iglesia?

PASTOR. Sí, no hay ningún problema. El velador siempre está en la Iglesia y él puede cerrarla cuando terminen.

(Entra Chamuquillo con una bujía del carro de Pedro con sonrisa diabólica. Entra Pedro.)

PEDRO. No arranca mi carro para nada. ¡Qué raro! Ayer le hice la revisión vehicular y el mecánico me dijo que estaba funcionando bien.

DANIEL. Y con la huelga de camiones, solamente hay una cosa por hacer. Iremos caminando a la iglesia.

BRENDA. Pero son casi tres kilómetros

DANIEL. No importa. Vamos a tomar la actitud del apóstol Pablo.

IVÁN. Parece que va a llover.

DANIEL. Hay tres paraguas en mi casa que puedo traer para las mujeres. Y si nos mojamos, no nos vamos a morir. (Saca los paraguas.) ¡Vámonos!

NARRADOR. Tuvieron su velada de oración y Dios los visitó. Puso en ellos una carga grande para las almas. El domingo fueron a testificar y cuatro personas aceptaron a Cristo.


ESCENA VI: LA REUNIÓN DE JÓVENES EN QUE ALGUNOS DAN TESTIMONIOS. DANIEL ESTÁ ENFRENTE DEL GRUPO DE JÓVENES.

DANIEL. Voy a pedir a algunos que den testimonio de lo que pasó el domingo.

(Pasa Rut.)

RUT. Primeramente doy gracias a Dios por Daniel. Sin su espíritu de fe no hubiéramos experimentado la victoria. Brenda y yo nos acercamos a dos muchachas que estaban formadas para entrar a la disco. Después de platicar un poquito, una de ellas empezó a llorar. Dijo que sus padres habían decidido divorciarse. Ella dijo que fue a la discoteca solamente para tratar de olvidarse de los problemas, pero que no pudo divertirse. Expusimos el plan de salvación y ella aceptó a Cristo. (Al público.) Por favor, oren por ella. Su mamá no le permite asistir a nuestra iglesia.

(Pasa Pedro.)

PEDRO. A Carlos y a mí nos tocó platicar con el hijo de un ateo que es profesor en la universidad. Primero se burló mucho, pero finalmente nos escuchó. Aún prometió leer el evangelio de Juan que le regalamos y me dio su número de teléfono.

(Pasa Iván.)

IVÁN. Daniel y yo platicamos con tres muchachos. La verdad es que me sorprendió que tuvieran tanto interés en el plan de salvación. Entonces nos dijeron que hace una semana un amigo murió en un choque automovilístico. Aquí están, quiero presentarles a Óscar, Andrés y Paco.

(Se paran y todos les aplauden.)

FABIOLA. A Carol y a mí nos tocó platicar con unas muchachas ricas. Nos preguntaron: "Ustedes son ____________", y yo le contesté: "Somos personas que creen que la Biblia es la verdad y me gusta la palabra ___________ porque significa: _____________". Entonces ella me preguntó si tenía novio y cuando le dije que sí, me preguntó: “¿Y él te lleva a puros estudios bíblicos y reuniones de oración, verdad?”

(Todos se ríen.)

FABIOLA. Les dije que eran mis actividades favoritas, pero que también vamos a comer pizza y jugar voleibol, me vieron como si fuera de otro planeta. Carol dijo que la cosa más bonita para ella de conocer a Cristo personalmente era que ella sabía que irá al cielo. Nos dijeron que pusiéramos los pies sobre la tierra, y se burlaron mucho cuando les regalamos folletos. Pero tengo una victoria personal. Antes, la burla me hacia pensar en que no debía compartir con gente tan ingrata y me sentía mal de que me rechazaran. Esta vez Dios me dio mucha compasión por ellos y más ganas de compartir el evangelio. Es un privilegio cuando se burlan de ti por el Señor.

(Entra Chamuquillo y Chamumalito a un lado.)

CHAMUQUILLO. ¿Oíste lo que dijeron?

CHAMUMALITO. Sí, después de todo, nuestro trabajo para destruir la reunión de oración, ¡Mira lo que sucedió!

CHAMUQUILLO. Cuando realmente captan que Dios puede llevarlos de victoria en victoria y no permiten que el miedo, la falta de fe, el egoísmo, o su propia comodidad interfieran en hacer la voluntad de Dios, estamos vencidos. ¡Qué desastre! Si solamente fuéramos elefantes, o gatitos, aun cucarachas, la vida del demonio es demasiado dura cuando los cristianos en verdad siguen a Dios.