¿Quieres ver tu foto aquí?

¿Quieres ver tu foto aquí?
2012 - España

Demasiado tarde

8 Minutos y 7 Personajes. Un joven no escucha las advertencias sobre un producto dañino para su salud. De igual forma, el pecado es algo que no debemos tomar a la ligera.

DEMASIADO TARDE
Tema: No debes jugar con el pecado.


PERSONAJES


NARRADOR
KIKO
MAMÁ
LILY
VENDEDOR
ESTAFADOR
ALICIA





ESCENA I

NARRADOR. Kiko era un muchacho que le gustaba contar chistes, era bromista. Siempre trataba de atrapar a otros con chistes, tomaba todo a la ligera, y gozaba solamente con el momento. Placer, aventura, riesgo y emociones fuertes; todo esto le gustaba mucho. Aunque su actitud le causaba problemas, tenía el encanto de escapar de ellos.

MAMÁ. ¡Kiko! Por fin llegaste. Estuve esperando el mandado por más de dos horas. Te busqué por todas partes. ¿Cómo es posible que no aparezcas si la tienda queda a cinco cuadras de la casa? ¿Qué pasó?

KIKO. No pasa nada mamá, pasé por el parque. Mis amigos estaban perdiendo su juego de fútbol y estaban muy tristes. Me detuve a jugar con ellos. Anoté tres goles y los dejé muy felices. Mamá, lo siento mucho. Te ayudaré.

MAMÁ. Nuestros parientes del D.F. llegan en dos horas y tú no me puedes ayudar para evitar que comamos frijoles crudos y gelatina aguada. ¿Qué voy a hacer contigo? Ya eres un joven, pero actúas como un niño irresponsable.

KIKO. Tranquila, mamá. Podemos esperar para la comida. Usualmente llegan tarde todos los camiones. Voy a la central camionera. Puedo arreglar que lleguen un poco tarde a la casa, contándoles todos mis chistes, ellos van a estar contentos.

MAMÁ. ¿Qué te puedo decir? ¡Solamente que eres un irresponsable!

(Sale Kiko.)

MAMÁ. Me frustra tanto que nunca tome nada en serio, pero siempre es tan amable que ni puedo regañarlo.


ESCENA II

NARRADOR. Hay cosas con las que no puedes jugar sin tener consecuencias terribles. Llegará el día cuando pagarás un alto precio por no tomar en serio las cosas. Muchos le habían dado a Kiko esta sugerencia, pero nunca los escuchó. Ahora veamos a Kiko con sus primas en un pueblo en las montañas.

KIKO. (Tosiendo mucho.) Debería quedarme en la cama pero no me quiero perder nada de esto. En la ciudad no hay tianguis, siempre compramos en el súper. Me gusta el ambiente de día de tianguis y no quiero perderme nada. (Tosiendo mucho.) Creo que no me puedo morir de tos. Es mejor disfrutar la vida. A ver qué está vendiendo este cuate.

VENDEDOR. (Con muchas botellas, cajas y hierbas naturales en recipientes. A una botella póngale una etiqueta que diga: “Poison”, que es una palabra en inglés.) ¿Por qué sufres más? Tengo medicinas eficaces y baratas para el corazón, los pulmones, artritis, cáncer, dolores de cabeza y mucho más. A las damas les gusta la crema que quita arrugas y la pastilla que endurece sus uñas como las estrellas.

LILY. ¿De dónde salió él? Nunca había visto a este tipo aquí antes.

KIKO. (Tosiendo.) ¡Oiga! ¿Y para quitarme esta tos?

VENDEDOR. (Sacando la botella que dice “Poison”.) Compra esta botella por _______ pesos y en cinco minutos se te quita la tos.

KIKO. ¿Puedes garantizar eso?

VENDEDOR. ¡Claro que sí!

ALICIA. ¡No, no! Estoy estudiando inglés y creo que “POISON” significa ¡veneno!

VENDEDOR. “POISON” es una marca muy famosa de perfume y medicinas. He vendido muchos de esta marca.

ALICIA. (Agarrando la botella y leyendo:“Not to be taken internally”). No estoy segura, pero creo que aquí dice: “No ingerirlo”.

(Entra el estafador.)

ESTAFADOR. (Diciendo con su cabeza que Alicia está mal.) Soy el agente de la Empresa Americana de Medicina “Poison, A.C.” No quiero que nadie dude de nuestro famoso y respetado nombre. Te daré $100 dólares por tomarla enfrente de todos.

ALICIA. ¿Usted es bilingüe?

ESTAFADOR. ¡Claro que sí! Nací en los Estados Unidos, pero a los quince años mis padres regresaron a México.

ALICIA. ¿Qué quiere decir: “POISON Not to be taken internally”?

ESTAFADOR. “Poison” es una marca conocida y dice no tomarlo si vas a manejar un carro porque provoca sueño.

KIKO. (Tosiendo.) ¡Joven, yo quiero los $100 dólares!

ALICIA. ¡No lo hagas! (Gritando.) ¡No lo hagas, no lo hagas!

(Kiko se lo toma todo. Todos apluden y gritan: “¡Kiko, Kiko!”, como en un show.)

KIKO. Gracias, señor. Miren damas y caballeros, ya no estoy tosiendo. Compre aquí sus medicinas.

LILY. ¡Quiero su crema y pastillas para uñas bonitas!


ESCENA III: KIKO VIENDO LA TELEVISIÓN

NARRADOR. Dos horas después.

ALICIA. Kiko. Te ves muy pálido. ¿Te sientes bien?

KIKO. Realmente, no. Me siento muy mal.

ALICIA. (Agarrando el billete de 100 dólares.) ¡Este billete es falso! Fui a los Ángeles y los billetes americanos no se ven así y se sienten muy diferentes. No podemos confiar nada en esos hombres. ¿Por qué no me dijiste que te sentías tan mal?

KIKO. Quería ver el fin de este programa de televisión.

ALICIA. Nuestra única esperanza es llevarte al hospital lo más pronto posible. Apurándonos mucho, podremos llegar en dos horas y media.

KIKO. Puedo realmente morir de tos. ¡No puede ser!

NARRADOR. Algunos de ustedes como Kiko, están jugando con la muerte. Para ustedes el pecado es una diversión. No piensan que necesitan ser perdonados. Actúan como si siempre pudieran tener la oportunidad de aceptar a Cristo. No es cierto. Hoy es el día de la salvación, porque no puedes estar seguro de que llegará el mañana para ti. Si sigues en tu vida de pecado, después podrá ser demasiado tarde.